El Tribunal Supremo cambia su doctrina y admite la entrega del recibo justifi cativo del pago del salario en soporte informático, entendiendo que ello no supone perjuicio o molestia alguna para el empleado.

Sentencia del Tribunal Supremo de fecha 1 de diciembre de 2016

En el caso analizado, la empresa demandada venía entregando a los trabajadores las nóminas en papel, introduciéndolas en los buzones individuales de cada trabajador. No obstante, a partir del mes de febrero de 2013, la empresa sustituyó tal sistema por la inclusión de las nóminas en la cuenta personal de cada trabajador, a las que podían acceder mediante un terminal informático situado junto a los buzones, para lo cual debían introducir su DNI y su clave de acceso personal.

En un primer momento, el Juzgado de lo Social de Oviedo declaró la nulidad de la decisión de la empresa de comunicar a los trabajadores la nómina a través de soporte informático, sobre la base de la sentencia del Tribunal Supremo de fecha 22 de diciembre de 2011. Sin embargo, interpuesto recurso de suplicación, la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Asturias decidió revocar la sentencia impugnada al entender que las nuevas tecnologías permiten a los empleados acceder al recibo de salarios a través de los mecanismos puestos a su disposición por el empresario.

Ante la citada resolución, se decide interponer recurso de casación para la unifi cación de la doctrina frente al Tribunal Supremo, reduciéndose la cuestión planteada a determinar si es nula la decisión unilateral de la empresa de sustituir la entrega de la nómina a los trabajadores en el tradicional formato papel por la entrega a través de soporte informático.

A estos efectos, es necesario recordar que la Orden de 27 de diciembre de 1994, modifi cada por Orden de 6 de noviembre de 2014, junto con el artículo 29.1 ET, exigen la entrega al trabajador del recibo individual justifi cativo del pago del salario en el modelo aprobado por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, pero no se concreta el soporte en el que ha de entregarse dicho recibo. 

El Tribunal Supremo concluye que el sistema de nómina electrónica analizado permite al trabajador acceder a su recibo de salario a través del terminal informático y obtener una copia del mismo, cumpliéndose así la exigencia contenida en el artículo 29.1 ET y el artículo 2 de la referida Orden de 27 de diciembre de 1994. De este modo, se garantiza la constancia de la percepción por el trabajador de las cantidades liquidadas y la debida transparencia en el conocimiento de los diferentes conceptos de abono y descuento que conforman tal liquidación.

Igualmente, entiende el Tribunal Supremo que el cambio del soporte papel a soporte informático en la entrega de las nóminas no supone perjuicio ni molestia alguna para el trabajador. En efecto, la recepción de las nóminas, que antes se realizaba acudiendo al buzón físico que la empresa había dispuesto al efecto para cada trabajador, ahora se efectúa acudiendo al terminal informático situado junto a dichos buzones. La operación que consistía en abrir el buzón mediante una llave, ahora se realiza introduciendo en el terminal el número de DNI y la clave. No puede califi carse de gravoso el hecho de que si el trabajador quiere una copia de su nómina en soporte papel tenga que dar la orden de “imprimir” y esperar breves segundos a que la impresión se efectúe.

Finalmente, el Tribunal Supremo, aludiendo expresamente a la sentencia de fecha 22 de diciembre de 2011, y a la vista del tiempo transcurrido y de la generalización de la utilización del soporte informático, considera necesario rectifi car la doctrina de la citada resolución por la que se recoge en esta sentencia.