Avecal e Ibidem Abogados han organizado esta mañana una jornada formativa, en la que se han analizado los cambios introducidos en el nuevo Reglamento de Protección de Datos y se ha abordado cómo las empresas del calzado pueden proteger sus marcas y diseños de moda. El socio director de Propiedad Industrial de Ibidem Abogados, Eduardo Pérez, ha conducido este encuentro en el que se ha recomendado a las empresas del sector que adapten su política de Protección de Datos a las nuevas exigencias marcadas en el nuevo Reglamento, que entrará en vigor a partir del próximo 25 de mayo.

Entre los cambios más importantes que propone el nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos se encuentra, tal y como ha explicado Eduardo Pérez, la forma de obtener el consentimiento para el tratamiento de los datos. Mientras que en la anterior normativa se aceptaba que el consentimiento fuera tácito, ahora con la nueva legislación el consentimiento deberá ser necesariamente expreso.

Otro de los cambios será el tratamiento de datos de menores, que a partir de ahora, en el caso de las personas con menos de 16 años, será necesario el consentimiento del tutor. Según ha comentado el experto jurista estas modificaciones responden “al cambio de mentalidad” que se ha producido, pasando de la etapa “documental” a la era de la digitalización.

En relación con la protección de las marcas y diseños, se ha aconsejado a las empresas del calzado que bajo la dirección de abogados expertos en propiedad industrial acudan a las diferentes oficinas para protegerlas y presentar la correspondiente solicitud. Sobre el diseño, se ha recordado que se protege la forma externa del producto, aquello que se ve, y que siempre debe cumplir el requisito de originalidad y singularidad.