En los últimos años, Paraguay ha atraído a numerosas fábricas y compañías en el marco del programa conocido como “maquila”. Esto se debe principalmente a las nuevas políticas e incentivos que el gobierno nacional viene promoviendo desde el año 2000: electricidad a bajo costo, normativas laborales menos onerosas, suspensión de aranceles de importación, un tributo único del 1% sobre el valor agregado nacional y otros beneficios adicionales. Todo ello hace que el Paraguay represente un panorama mucho más favorable para los productores, quienes prefieren abandonar su propio país para instalar sus negocios en la República.

La maquila consiste en un sistema de producción mediante el cual empresas ubicadas en el Paraguay producen bienes y servicios para exportación. Se desarrolla entre una matriz ―empresa contratante situada en el exterior― y una maquiladora ―empresa contratada situada en el Paraguay―, la cual es la encargada de desarrollar los diversos procesos productivos y de agregado de valor. Dicha empresa maquiladora puede, a su vez, subcontratar a otras empresas del país con el fin de llevar a cabo los procesos necesarios dentro de su estructura productiva. Puede operar como entidad maquiladora cualquier persona física o jurídica, nacional o extranjera domiciliada en el país, que se encuentre habilitada para efectuar actos de comercio.

Esta modalidad de producción surgió en el año 1997 con la promulgación de la Ley Nº 1064 “De la industria maquiladora de exportación”, la que fue reglamentada por el Decreto Nº 9585 en el año 2000. Las primeras operaciones bajo este régimen iniciaron un año más tarde, habiéndose instalado en el Paraguay 115 fábricas hasta el momento —89 de ellas desde el 2013—, mientras que unas 20 se preparan para iniciar sus operaciones.

La maquila se encuentra hoy día en plena expansión como resultado de un trabajo conjunto entre el sector privado y el público, a través del Consejo Nacional de las Industrias Maquiladoras de Exportación (CNIME), la Cámara de Empresas Maquiladoras del Paraguay (CEMAP) y otros gremios. En este contexto, el estudio jurídico Vouga Abogados ha participado en la asesoría de numerosos proyectos de maquila en el Paraguay.