El pasado lunes 27 de febrero dio comienzo en Barcelona el evento más importante a nivel mundial sobre tecnología global para fomentar la colaboración internacional en las comunicaciones inalámbricas móviles: el Mobile World Congress (“MWC”). Como cada año, en el MWC se presentarán las últimas novedades en comunicaciones inalámbricas y móviles y se reunirán las principales empresas y profesionales del sector. Ante la importancia de proteger sus intangibles, no es de extrañar que estas compañías destinen cuantos esfuerzos y recursos sean necesarios para la defensa jurídica de sus innovadoras invenciones y diseños.

Ante este escenario, desde el año 2015, los Juzgados mercantiles de Barcelona, tienen activado un protocolo especial para atender las necesidades del principal evento mundial de la telefonía móvil y resolver con rapidez y eficacia los eventuales conflictos de intereses que pudieran suscitarse entre las compañías asistentes respecto a la protección de sus derechos de propiedad intelectual y propiedad industrial.

Este protocolo, tiene tres propósitos bien definidos: (i) tramitar de forma prioritaria las medidas urgentes que versen sobre los derechos protegidos por propiedad intelectual y propiedad industrial; (ii) resolver en el plazo máximo de 48 horas toda solicitud de medidas cautelares en la materia y (iii) ofrecer la posibilidad de presentar escritos de carácter preventivo una parte solicite medidas cautelares urgentes sin que la otra parte tanga conocimiento (inaudita parte).

Hasta el momento, en la presente edición del MWC, dicha iniciativa ha dado amparo a la presentación de hasta 12 escritos preventivos, así como a la ejecución por los Juzgados mercantiles de Barcelona de tres medidas cautelares, todas ellas relacionadas con la infracción de patentes.

En concreto, se han ejecutado dos medidas cautelares urgentes por las que han prohibido a un fabricante de móviles presente en el MWC "realizar actos de ofrecimiento, comercialización o cualquier tipo de explotación de teléfonos móviles, tabletas y 'phablets' que de forma preliminar infringeb la patente europea invocada". La misma medida cautelar también ha comportado incautar varios moldeos móviles.

Una tercera medida cautelar acordada por el Juzgado Mercantil número 5 de Barcelona ha supuesto requisar varios teléfonos móviles de otro expositor para analizar la posible infracción de la patente invocada por el solicitante de la medida.

A la vista de estas actuaciones, qué duda cabe que el protocolo de los Juzgados de lo Mercantil de Barcelona ha entrado con fuerza en esta nueva edición del MWC y que se presenta como una buena medida para la protección de los titulares de derechos ante un evento de tanta envergadura como este.

Seguiremos informando en nuestro Blog sobre el MWC y las novedades en este ámbito.