Mediante la ley No. 1011 publicada en La Gaceta, Diario Oficial, No. 243 del 19 de diciembre de 2019, se aprobó una reforma a la Ley No. 272, “Ley de la Industria Eléctrica”, que tiene por finalidad promocionar la venta de Energía Excedente[1] que generen los Generadores Distribuidos. [2] 

Es importante mencionar que la Normativa de Generación Distribuida Renovable para Autoconsumo fue aprobada hace más de dos años; sin embargo, es hasta este momento que se aprueba esta reforma consistente en una exoneración de obligaciones fiscales sobre la venta del excedente de energía eléctrica que entregue el Generador Distribuido a la red de distribución[3] y que esté comprendido en un contrato de compraventa de energía con las Empresas Distribuidoras[4], quedando exenta de cualquier aplicación o retención de todo tipo de impuestos, tasas y contribuciones especiales. 

Esta reforma tiene lugar por dos percepciones lógicas del Legislador, una de ellas se encuentra de forma explícita en la Ley, al no considerar al Generador Distribuido como un Agente Económico[5]; y la otra es una consecuencia de la planeación Estatal, promover la generación y uso de energía renovable.

Algo más que añadir sobre la aplicación de esta nueva Ley de reforma es que la misma no distingue entre personas naturales o jurídicas, mucho menos sobre grandes o pequeños generadores de energía, lo cual deja la puerta abierta para que cualquier empresa que siga los procedimientos establecidos en la Normativa de Generación Distribuida Renovable, No. 063-DGERR-002-2017, aprobado el 15 de diciembre de 2017, para ser aprobados por el Ministerio de Energía y Minas como Generador Distribuido pueda generar energía renovable para autoconsumo y posteriormente sacar provecho económico de cualquier excedente.

Si tiene alguna pregunta o desea conocer más información sobre el tema, por favor no dude en contactarnos.