El pasado viernes el Consejo de Ministros tomó razón de la incoación del expediente de resolución de los contratos de concesión de ocho de las nueve autopistas de peaje en concurso de acreedores.

En concreto, se trata de los contratos correspondiente a las autopistas radiales R-3 Madrid-Arganda y R-5 Madrid-Navalcarnero; R-4 Madrid-Ocaña; R-2 Madrid-Guadalajara; M-12 Madrid-Aeropuerto de Barajas; AP-36 Ocaña-la Roda; el tramo de la AP-7 entre Cartagena y Vera; y la Circunvalación de Alicante. Queda pendiente la incoación del expediente de resolución del contrato de concesión de la AP-41 Madrid-Toledo, cuyo concurso de acreedores no ha llegado aún a la fase de liquidación.

Adicionalmente, el Consejo de Ministros ha autorizado al delegado del Gobierno en las Sociedades Concesionarias de Autopistas Nacionales de Peaje para que pueda dictar medidas provisionales encaminadas a determinar la fecha en la que la Sociedad Estatal de Infraestructuras Terrestres (Seittsa), entidad pública dependiente del Ministerio de Fomento, se hará cargo de las autopistas en fase de liquidación.

Desde hoy, Seittsa asume temporalmente la gestión de la autopista R-4 Madrid-Ocaña, y el próximo 1 de abril se hará cargo del tramo de la AP-7 entre Cartagena y Vera y de la Circunvalación de Alicante.

El Gobierno prevé que Seittsa relicite las autopistas de peaje a finales de 2018

Se prevé que, durante los próximos meses, Seittsa asuma el control de las nueve autopistas de peaje en concurso de acreedores, para relicitarlas a finales de este año.