No se vulnera el derecho de huelga si existen medios técnicos que permiten continuar con la actividad de la empresa, aunque dichos medios no sean utilizados habitualmente, y se recurre a trabajadores no huelguistas para que realicen funciones que no sean distintas a las que tienen asignadas y desarrollan normalmente.

Sentencia del Tribunal Constitucional de fecha 2 de febrero de 2017 (JUR\2017\35273)

La cuestión tratada en esta sentencia se centra en resolver si, como sostiene el sindicato recurrente, se vulneró el derecho de huelga por haber sido sustituidos los trabajadores huelguistas por trabajadores no huelguistas que realizaron funciones que no le son propias y por utilizar medios técnicos de uso no habitual en la empresa para retransmitir un partido de fútbol el día de huelga.

Recuerda el Tribunal Constitucional que para que se produzca la transgresión del derecho de huelga es necesaria la sustitución de los huelguistas sin causa habilitante para ello y que esa sustitución se realice recurriendo a un trabajador contratado ex novo o asignado de forma irregular a la tarea del huelguista.

En el presente supuesto quedó acreditado que los trabajadores que no secundaron la huelga y que colaboraron en la emisión del partido, no llevaron a cabo funciones distintas de las que vienen desarrollando de forma habitual.

Por tanto, constatado que los trabajadores no huelguistas que colaboraron en la emisión del partido, no llevaron a cabo funciones distintas de las que venían desarrollando habitualmente, se rechaza la alegada vulneración del derecho de huelga.

Ahora bien, el sindicato recurrente no solo consideró vulnerado el derecho de huelga porque, a su juicio, los trabajadores no huelguistas realizaron funciones distintas a las que les correspondían, sino también porque la cadena de televisión utilizó medios técnicos no habituales, aunque técnicamente posibles, para emitir el partido de fútbol.

Así, los trabajadores no huelguistas siguieron un procedimiento distinto al habitual. La emisión del partido fue posible a través del codifi cador diferente, que se utiliza en casos excepcionales y que constituye una línea de reserva.

Por tanto, la duda que debe resolverse consiste en si la utilización de medios técnicos de los que dispone la empresa, pero que no utiliza con carácter habitual, constituye una vulneración del derecho de huelga y puede asimilarse a los supuestos de esquirolaje o sustitución de los trabajadores huelguistas.

En el presente recurso de amparo, quedó acreditado que la empresa utilizó medios técnicos de los que disponía, de uso no habitual, para retransmitir el partido de Champions el día de la huelga, y para ello se sirvió de trabajadores no huelguistas que siguieron realizando las funciones propias de su categoría.

Es decir, no nos encontramos ante un supuesto en el que la empresa haya contratado a otros trabajadores para realizar las funciones de los huelguistas, ni en el que el empresario haya modifi cado las funciones que vienen realizando los no huelguistas.

Por tanto, no estamos ante el ejercicio del ius variandi que corresponde al empresario –los no huelguistas no han desarrollado funciones distintas a las que tienen asignadas– sino ante el ejercicio del poder de organización de los medios de producción con los que se cuenta en la empresa.

Por el contrario, exigir al empresario que no utilice medios técnicos con los que cuenta en la empresa, supondría imponerle una conducta de colaboración en la huelga no prevista legalmente. Así, parece compatible la utilización de medios ya existentes en la empresa con el derecho de huelga.

La efectividad del ejercicio del derecho de huelga no demanda del empresario una conducta dirigida a no utilizar los medios técnicos con los que cuenta en la empresa o a abstenerse de realizar una actividad productiva que pueda comprometer el logro de los objetivos de la huelga, al igual que no obliga a los restantes trabajadores a contribuir al éxito de la protesta, y ello, porque lo que garantiza la Constitución es el derecho a realizar la huelga, no el resultado o el éxito de la misma.