La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) define la propiedad intelectual como aquella propiedad relacionada con las creaciones de la mente: invenciones, obras literarias y artísticas, así como símbolos, nombres e imágenes utilizados en el comercio. Es un concepto muy sencillo y fácil de comprender, porque incluye algunos de los derechos más significativos de esta rama del derecho.

La importancia de la propiedad intelectual para las empresas radica en que los conocimientos técnicos, marcas, dibujos, modelos y otros derechos provenientes de la actividad creadora, son activos intangibles, susceptibles de ser valuados, en algunas ocasiones inclusive con mayor valor que los activos físicos de las empresas, tales como edificios, maquinaria, infraestructura, etc. 

Actualmente, debido al auge de la tecnología, Internet y redes sociales, las empresas se han visto en la necesidad de adaptarse para llegar a los consumidores. Lo anterior, conlleva la exposición de algunos de los activos intangibles de las empresas en la Internet y redes sociales, por lo que se hace necesario tomar medidas para aprovechar al máximo las redes sociales, sin descuidar la protección de la propiedad intelectual de la empresa.

Las redes sociales en informática son plataformas en línea que permiten que grupos de personas interactúen entre sí. Entre las más conocidas se encuentran, Facebook, Instagram, Tumblr, Twitter, Snapchat, LinkedIn, entre otras.

Actualmente, un número considerable de empresas ha optado por usar las redes sociales para promocionar sus productos y servicios e interactuar con sus clientes o potenciales clientes, pues es una herramienta accesible, fácil de utilizar y con un alcance territorial muy amplio. Sin embargo, para poder aprovechar al máximo esta herramienta, se hace necesario que las empresas estén muy pendientes del contenido que publican en ellas, por lo que a continuación exponemos algunas recomendaciones para evitar correr riesgos en redes sociales: 

  1. Crea los usuarios de tu empresa en redes sociales. Las redes sociales tienen un potencial significativo para posicionarse en el público consumidor, por lo que es recomendable que crees tus usuarios en las redes sociales Facebook, Instagram, LinkedIn, Twitter, etc. Según el tipo de empresa hay ciertas redes más recomendables que otras, pero, aunque no las uses todas no dejes de crear tus perfiles para prevenir que alguien se te adelante. Las redes sociales usualmente trabajan sobre la base de primero en tiempo, primero en derecho. También debes asegurarte de tener las contraseñas necesarias para ingresar y administrar tus redes sociales. 
  2. Registra tus marcas. Asegúrate de que tus marcas estén registradas primordialmente en los países en los que ofreces o vendes tus productos o servicios. Los registros en los países en los que tienes interés a corto o mediano plazo puedes planificarlos según tu plan de negocios y presupuesto. Este tema es de suma importancia porque un número significativo de países reconoce la propiedad de las marcas con base en registros, no en uso, aunque existen algunas excepciones
  3. Verifica que tienes autorización del autor o titular de los derechos. Verifica que cuentas con autorización para utilizar en redes sociales los textos, videos o fotografías que publicas, ya sea porque te han cedido los derechos o tienes una licencia de uso. Ten cuidado con los trending topics. No por ser un trending topic puedes usar imágenes, videos y otros contenidos en tus redes sociales, sin autorización de sus titulares. Por ejemplo, regularmente para usar imágenes de series de televisión o películas necesitas autorización del titular. 
  4. Verifica que tienes autorización para usar la imagen de las personas que aparecen en tus publicaciones. Si utilizas la imagen, retrato, filmaciones, o voz de una persona, para fines publicitarios, debes contar con su autorización expresa por escrito, especialmente si se trata de menores de edad, caso en el cual la autorización la deben dar los padres en ejercicio de la patria potestad. Por ejemplo, si vas a usar videos o imágenes de modelos, influencers o personas que han ganado una promoción, debes tener su autorización para usar su imagen.
  5. Cita al autor. Cuando publiques o compartas un post de alguna noticia o contenido, confirma la fuente, cita la fuente y al autor para cuidar que tu empresa no participe de las llamadas fake news. Por ejemplo, si es una publicación sobre el fallecimiento de una personalidad de la farándula, publícalo o compártelo solo si verificas que es un hecho real. 
  6. No publiques información confidencial, ni sensible. Tus posts no deben contener información confidencial, ni sensible de la empresa, sus empleados o terceras personas. Por ejemplo, en redes sociales no debes publicar fotografías en las que se muestre directa o indirectamente un procedimiento confidencial de la empresa, ni fotografías de actividades con familiares de los colaboradores, tales como una celebración de fin de año en la que menores aparezcan con sus padres. 
  7. Sigue las reglas de las licencias de Creative Commons. Si publicas contenidos con licencias de Creative Commons, asegúrate que sigues las reglas de este tipo de licencias. Las licencias de Creative Commons son un tipo especial de licencia de uso que permite que los usuarios o licenciatarios utilicen obras protegidas por derecho de autor (fotografías, videos, textos, etc.) sin solicitar el permiso del autor de la obra, concediendo algunos derechos básicos, tales como distribuir, retocar, crear obras derivadas, etc.
  8. Respeta los derechos del consumidor. Los consumidores tienen derecho, entre otros, a recibir información veraz, suficiente, clara y oportuna sobre los bienes y servicios, por lo que tus posts o publicaciones deben respetarlos. Si recibes comentarios o quejas de consumidores molestos debes tener un plan de acción de cómo actuar frente a esos casos, dado que las redes sociales requieren atención inmediata. La publicidad engañosa está prohibida en varios países, incluyendo Guatemala.
  9. Implementa reglas o políticas de uso de redes sociales. Es recomendable la implementación de las reglas o políticas de uso de redes sociales de tu empresa. Estas reglas pueden ser lineamientos muy sencillos que orienten a las personas involucradas con la administración de las redes sociales sobre cómo actuar en el día a día y en ciertas situaciones. Por ejemplo, si la política va a ser únicamente publicar fotografías propias, entonces debe estar definido previamente.
  10. Supervisa. En la empresa debe existir una persona a cargo de administrar las redes sociales y también una persona que supervise que las reglas o políticas de la empresa se cumplan. 

Las recomendaciones antes indicadas no están ordenadas con base en su nivel de importancia. Estas mismas recomendaciones pueden aplicarse a redes sociales y otro tipo de usos comerciales y publicitarios. Sin embargo, debido al alcance y velocidad de las redes sociales, es necesario estar más alerta para proteger los derechos de propiedad intelectual de la empresa y actuar en situaciones emergentes en las que se reciban quejas o comentarios que deban atenderse con la mayor prontitud, a diferencia de otros medios de publicidad en los que no se acostumbran tiempos de respuesta tan cortos

En Arias tenemos un equipo integrado por profesionales altamente capacitados para darle una asesoría precisa para temas de propiedad intelectual. Para consultas o más información no dude en contactarnos.