Una nueva Ley General de Contratación Pública en Costa Rica entrará en vigor el 1 de diciembre de 2022, junto con su Reglamento.

Uno de los grandes hitos de esta nueva normativa de contratación o compras públicas en el país es la uniformidad y homogeneización que existirá a partir de su vigencia. Como regla, todas las instituciones estatales deberán seguir los procedimientos y disposiciones allí establecidas, excluyendo la posibilidad de tener distintos procesos de contratación pública según la institución que se esté analizando.

En el caso de la Caja Costarricense del Seguro Social, en la actualidad se aplican los procedimientos reglados en la actual Ley de Contratación Administrativa y su Reglamento, complementados por las “Condiciones Generales para la Contratación Administrativa Institucional de Bienes y Servicios Desarrollada por todas las Unidades Desconcentradas y no Desconcentradas de la CCSS)”. Adicionalmente, la institución aplica un procedimiento especial para importar, desalmacenar, fabricar, comprar, vender y exportar, directamente, medicamentos, materias primas y materiales de acondicionamiento y empaque, requeridos en la elaboración de aquellos, de acuerdo con los artículos 71 y 72 de la Ley Constitutiva de la CCSS y el “Reglamento para la Compra de Medicamentos y Materias Primas, Envases y Reactivos”.

La nueva Ley General de Contratación Pública obligará a la CCSS a implementar todo proceso de compra pública conforme a esta nueva normativa. Esto, a su vez, crea el reto para las empresas proveedoras de medicamentos, equipos e insumos de la CCSS, de tener una comprensión integral de las disposiciones aplicables a partir de la entrada en vigor de la Ley.

Los siguientes son algunos consejos prácticos para las empresas proveedoras de la CCSS en este contexto:

  • Resulta conveniente preparar y capacitar de manera permanente a los equipos técnicos y personal involucrado en los procesos de compras respecto a las nuevas reglas que operan estos procesos en la CCSS, a partir de la Ley General de Contratación Pública y su Reglamento.
  • Asegurarse que se encuentren como proveedores en el sistema digital unificado regulado por la nueva Ley. Si bien en la actualidad existe normativa que exige utilizar el SICOP para toda compra pública, con la nueva Ley no existe posibilidad de excepciones e incluso se podrá considerar nula una contratación que no se haga en el marco del sistema digital unificado.
  • Resulta conveniente asegurar la capacitación constante del personal de la empresa involucrado en los procesos de compra pública sobre el uso del sistema digital unificado.
  • Se recomienda a las empresas trabajar con la CCSS para involucrarse en los estudios de mercado que se vayan a adelantar a efectos de determinar la existencia de un proveedor único. Con la nueva Ley, la determinación de proveedor único es una excepción a la regla del concurso y deberá estar precedido de una verificación en el sistema digital unificado, así como de un estudio de mercado, y de una invitación que debe ser realizada en dicho sistema a fin de conocer si existe más de un potencial oferente para proveer el objeto contractual y verificar así la unicidad.
  • Explorar la posibilidad de plantear a la CCSS nuevos mecanismos de compras que puedan resultar en una mejora en el acceso de medicamentos para pacientes con enfermedades complejas, a partir de los conceptos de contratación estratégica y compras públicas innovadoras.
  • Prepararse para los trámites adicionales a llevar a cabo desde el momento en que entre en vigor la Ley y su Reglamento:
  • Inscribirse en el Registro de proveedores y subcontratistas y en el Registro de Licitaciones reducidas (antes contratación directa por escasa cuantía).
  • Elaborar y presentar las Declaraciones Juradas necesarias para inscribirse en el Registro de proveedores.
  • Verificar la planificación de cada periodo presupuestario y del programa de adquisiciones proyectado de la CCSS (en el primer mes de cada período presupuestario), el cual deberá ser publicado en el sistema digital unificado.
  • Dar insumos al Banco de Precios que deberá crearse en el sistema digital unificado con el fin de contar con un catálogo de servicios y bienes que informen los presupuestos en las compras de medicamentos. Esto servirá para alimentar los estudios de mercado y verificar precios de referencia.
  • Tener en cuenta algunas otras modificaciones relevantes de la nueva Ley como lo son:
    • La posibilidad de la modificación unilateral por no más del 20% del monto y el plazo del contrato original (excepcionalmente por un 50%).
    • La posibilidad de cesión contractual sin porcentaje máximo ni tener la necesidad de autorización previa por la CGR.
    • La eliminación de la sanción de apercibimiento a las empresas proveedora y solamente la posibilidad de inhabilitación (simple de 6 meses a 2 años y calificada de 2 a 10 años).
    • La posibilidad de terminación del contrato aplicando la figura de la caducidad ante la inactividad de la Administración o del contratista, por un período que alcance seis meses, ya sea de forma continua o de la sumatoria de las suspensiones parciales.