Este impuesto debe pagarse por todas las sociedades mercantiles, toda sucursal de una sociedad extranjera o su representante, así como las empresas individuales de responsabilidad limitada que se encuentren inscritas o que en adelante se inscriban en el Registro de Personas Jurídicas del Registro Nacional.

El Impuesto de Personas Jurídicas se deberá calcular de conformidad con las siguientes tarifas:

El incumplimiento en el pago de esta obligación puede conllevar a sanciones económicas incluyendo el cobro de intereses. Además, las entidades que estén morosas en el pago del impuesto no podrán contratar con el Estado ni sus instituciones, así como tampoco podrán realizar movimientos u obtener certificaciones en el Registro Público de Costa Rica.