De acuerdo con un estudio desarrollado por el profesor de lingüística Viv Tyler, en 2015 el 80% de los británicos con menos de cuarenta años de edad ya utilizaba de forma recurrente emojis en sus comunicaciones escritas. Transcurridos más de dos años desde la publicación de dicho informe, la presencia de estos signos en nuestras comunicaciones no ha hecho más que consolidarse, habiendo incluso dado el salto a las pantallas del cine. En este contexto, es evidente el valor que, por ejemplo, podría tener para una compañía telefónica contar con el dominio .com, para una compañía petrolera tener el dominio .com o para una cadena de cafeterías poder utilizar el dominio .com.

Si tenemos en cuenta la creciente importancia que los dispositivos móviles están teniendo a la hora de acceder a Internet, lo más probable es que el uso de emojis para registrar nombres de dominio termine implantándose, del mismo modo que en su día se implantaron los denominados dominios multilingües, utilizando alfabetos distintos al anglosajón. Así, del mismo modo que a día de hoy podemos registrar y acceder a dominios con grafías basadas en ideogramas (como, por ejemplo, el japonés o el chino), desde un punto de vista técnico no sería difícil extender esta posibilidad a los emojis. Ello es así atendiendo al hecho que tales signos se encuentran internacionalmente estandarizados por Unicode Consortium, una organización estadounidense entre cuyos miembros se cuentan numerosas compañías tecnológicas y de entretenimiento. De hecho, en el sitio web The Punycoder.com ya se puede utilizar un conversor automático de emojis en lenguaje ASCII (el utilizado por el sistema de nombres de dominio. Así, por ejemplo, el dominio .com correspondería a la URL <xn--sbiaa.com>.

Las posibilidades que ofrecen los emojis como materia prima para registrar nombres de dominio no han sido ignoradas. De acuerdo con el artículo "The Definitive Guide to Emoji Domains" publicado en el sitio web DNAcademy.com, existen dominios registrados como emojis desde hace años. Así, por ejemplo, el dominio .com (correspondiente, en lenguaje ASCII, a <xn--v4h.com>) se encuentra registrado desde abril de 2001 (como puede comprobarse en Domaintools.com).

Ello no obstante, el uso de emojis para registrar nombres de dominio se ha encontrado con un problema significativo: en sus directrices para el uso de dominios genéricos multilingües, ICANN no contempla la posibilidad de uso de estos signos para registrar los correspondientes dominios. De este modo, hasta que no se modifiquen dichas directrices, no podrán utilizarse estos signos para el registro de dominios genéricos, sin perjuicio del mantenimiento de aquellos dominios que ya se encontraban registrados con anterioridad.

En cualquier caso, debe tenerse en cuenta que la citada restricción no aplica a dominios que no se encuentran directamente sometidos a la normativa técnica de ICANN. De este modo, ya existen diversos dominios territoriales que ofrecen la posibilidad e registrar dominios incluyendo emojis, destacando especialmente .WS (originalmente correspondiente a Samoa Occidental, si bien los correspondientes dominios suelen comercializarse como respondiendo a una contracción de "sitio web" en inglés -"Web Site"-). Así, entre otros ejemplos y como puede comprobarse en Domaintools.com, la cervecera norteamericana Budweiser ya es titular del dominio .ws (correspondiente a xn--xj8haa.ws, en código ASCII), la marca de gafas de sol Ray-Ban es titular de .ws (correspondiente a xn--gy8h.ws) y el gigante del automóvil Honda del dominio .ws (correspondiente a xn--q68h.ws).

Atendiendo a estas experiencias y a la más que previsible creciente demanda para el uso este tipo de signos en el entorno de los nombres dominio, no podemos más que esperar que la famosa bailarina y el resto de símbolos que utilizamos día a día en nuestras comunicaciones instantáneas salten del teclado de nuestro teléfono móvil al espacio de los nombres de dominio.