Panamá ha adoptado finalmente el Régimen de Asociación Público-Privada como mecanismo para incentivar la inversión privada y la creación de empleos, emulando así el uso de un esquema que ha sido exitoso en otros países de la región.

La Asociación Público-Privada conocida como APP, es una modalidad que vincula el capital privado, pero dividiendo riesgos y recursos con el objetivo principal de crear, desarrollar, mejorar, operar y/o mantener infraestructura pública particularmente de servicios públicos.

Así, las APP se materializan a través de un contrato a largo plazo (hasta 30 años) para el diseño, construcción, reparación, expansión, financiamiento, explotación, operación, mantenimiento, administración y/o suministro a la entidad pública contratante y/o a los usuarios finales de algún servicio público.

La ley 93 de 19 de septiembre de 2019 sancionada apenas ayer en la tarde por el Presidente de Panamá, contempla la creación de un Ente Rector y una Secretaría Nacional APP, así como un Consejo Consultivo que dará aprobación a los proyectos propuestos por las entidades para sujetarse a las APP. No se contempla por ahora la iniciativa privada.