La Ley 9428 del “Impuesto a las Personas Jurídicas” comenzó a regir el 1° de septiembre de 2017. Los pagos por este impuesto deben hacerse antes del 30 de septiembre.

Este impuesto debe pagarse anualmente por todas las sociedades mercantiles, toda sucursal de una sociedad extranjera o su representante, así como las empresas individuales de responsabilidad limitada que se encuentren inscritas o que en adelante se inscriban en el Registro de Personas Jurídicas del Registro Nacional.

Con el fin de asegurar el control en el cobro del impuesto, las sociedades mercantiles, sucursales, y empresas individuales de responsabilidad limitada, serán inscritas de oficio en el Registro Único Tributario (RUT), sin necesidad de notificar ésta inscripción. Las sociedades inactivas constituidas antes de la entrada en vigencia de la ley serán inscritas de oficio en el RUT, por lo que tendrán la obligación de presentar el formulario de Declaración de Modificación de Datos del Registro de Contribuyentes D.140 en fechas específicas.

Las entidades inscritas por primera vez ante el Registro Público Nacional, estarán obligadas a presentar en el plazo de un mes, contando a partir de su fecha de inscripción en el Registro, el formulario de Declaración de Modificación de Datos del Registro de Contribuyentes D140, mediante el cual deberán indicar su información básica como nuevo contribuyente.