Estimado(a) Erik Lind:

El domingo 11 de diciembre se publicó el Decreto Legislativo que establece el Régimen Temporal y Sustitutorio del Impuesto a la Renta para la Declaración, Repatriación e Inversión de Rentas No Declaradas (la Amnistía).

A continuación las claves de la Amnistía.

¿A quiénes aplica la Amnistía?

Las personas naturales, sucesiones indivisas y sociedades conyugales que optaron por tributar como tales (el "contribuyente"), que en cualquier ejercicio gravable anterior al 2016 hubieran tenido la condición de domiciliados en el país, conforme a la Ley del Impuesto a la Renta (IR).

¿Sobre qué conceptos aplica la Amnistía?

Sobre las rentas gravadas con el IR no declaradas por el contribuyente al 31 de diciembre de 2015 que estén representadas en dinero, bienes, y/o derechos, situados dentro o fuera del país, a la referida fecha. Dichas rentas incluyen: los intereses, dividendos, alquileres, ganancias de capital por enajenación de valores mobiliarios y bienes inmuebles, incluyendo - a partir del ejercicio 2013 - las rentas pasivas de fuente extranjera generadas por los vehículos offshore, que se consideren entidades controladas no domiciliadas de los contribuyentes, según el Régimen de Transparencia Fiscal Internacional peruano.

Están incluidos (i) el dinero, los bienes y/o derechos que al 31 de diciembre de 2015 se hubieran encontrado a nombre de interpósita persona, sociedad o entidad, siempre que a la fecha de acogimiento se encuentren a nombre del contribuyente que se acoge a la Amnistía; así como (ii) el dinero, bienes y/o derechos que hayan sido transferidos a un trust o fideicomiso vigente al 31 de diciembre de 2015. Están comprendidos los títulos al portador, siempre que sea posible identificar al titular a la fecha del acogimiento.

¿Cuáles son las tasas aplicables?

Las tasas aplicables a los conceptos indicados en el punto anterior son: (i) 7% sobre sobre el dinero que sea repatriado o invertido en el país, y (ii) 10% sobre el dinero, bienes y/o derechos, referidos en el punto anterior, salvo en la parte equivalente al dinero repatriado o invertido en el país, indicado anteriormente.

Para aplicar la tasa de 7% antes mencionada, el dinero repatriado deberá ser mantenido en el país por un plazo no menor a tres meses consecutivos, contado a partir de la fecha de la presentación de la declaración, en (i) servicios financieros brindados por empresas supervisadas por la SBS, (ii) valores mobiliarios inscritos en el Registro Público de Mercado de Valores, (iii) letras del tesoro público, y otros títulos de deuda emitidos por la República del Perú, (iv) bienes inmuebles, u (v) otros tipos de inversión que señalará el Reglamento de la Amnistía.

¿Cómo acogerse?

El contribuyente deberá presentar una declaración jurada donde señale los ingresos netos sujetos a la Amnistía, representados por el dinero, bienes y/o derechos referidos en párrafos precedentes, así como (i) la fecha y valor de adquisición de los bienes y/o derechos, (ii) el importe del dinero, identificando la entidad bancaria o financiera en la que se encuentra depositado. Asimismo, el contribuyente deberá efectuar el pago del íntegro del impuesto declarado en el marco de la Amnistía (el que resulte de aplicar las tasas del 7% y/o 10%, referidos anteriormente). El cumplimiento de estos requisitos conlleva a la aprobación automática del Régimen.

¿Qué plazos deben tenerse presentes?

La Amnistía entra en vigencia a partir del 1 de enero de 2017 y el contribuyente tendrá hasta el 29 de diciembre del mismo año para acogerse. La SUNAT tendrá el plazo de un año, contado desde el 1 de enero de 2018, para solicitar sustento adicional sobre la declaración presentada por el contribuyente.

Aspectos adicionales a tener en cuenta

Los bienes y/o derechos que se encuentren a nombre de interpósita persona, sociedad o entidad, deberán ser transferidos a nombre del sujeto que se acoja a la Amnistía (dicha transferencia no será considerada una enajenación para efectos del IR).

No podrán acogerse, entre otros casos, las rentas no declaradas que al momento del acogimiento por parte del contribuyente se encuentren contenidas en una resolución de determinación, notificada por SUNAT.

La SUNAT no podrá determinar obligación tributaria respecto de las rentas no declaradas que se acojan a la Amnistía, ni tampoco establecer sanciones o cobrar intereses moratorios sobre las mismas. Tampoco procederá el ejercicio de la acción penal por parte del Ministerio Público, ni la comunicación de indicios por parte de SUNAT, respecto de delitos tributarios y/o aduaneros, vinculados a las rentas no declaradas que se acojan a la Amnistía. Ello no exime, sin embargo, de la aplicación de las normas relativas a prevención y combate de delitos como lavado de activos, financiamiento de terrorismo o crimen organizado.

Confiamos que esta información sea de relevancia para usted y su empresa. De requerir mayores alcances con relación a dicho tema, no dude en comunicarse con nosotros.