Se propone la modificación del régimen de exención, actualmente aplicable a los dividendos y plusvalías derivadas de la transmisión de participaciones en entidades no residentes y residentes, al objeto de que la exención se aplique de forma parcial y no total. En principio, la exención abarcaría un 95% de los referidos rendimientos, pero aún no está claro si afectará a los dividendos y plusvalías tanto nacionales como extranjeros, ya que el texto únicamente hace referencia a estos últimos. Si así fuera, será necesario efectuar un análisis de la compatibilidad de esta medida con el Derecho de la Unión, ya que esta modificación podría suponer una diferencia de trato no permitida.