En nuestro país existe un gran número de empresas trasnacionales que tienen sus operaciones en El Salvador, esto debido al costo de mano de obra, y la posición geográfica de nuestro país que le permite ser un punto de conexión con otras jurisdicciones.

Es común darnos cuenta que en muchas empresas existe contratado personal extranjero y está colocado inclusive en puestos de dirección y gerencia, por lo que es importante que estemos preparados con la legislación aplicable en este tipo de contrataciones.

En El Salvador la Ley de Migración era un cuerpo normativo que se encontraba reunido en la Ley de Migración desde el año 1958 y la Ley de Extranjería el año 1986. Con una necesidad latente de reforma, por lo que fue recientemente incorporada a mediados del año dos mil diecinueve, por medio del Decreto Legislativo Número 286, la Ley Especial de Migración y Extranjería, que regula en un solo cuerpo normativo lo relativo a migración, extranjería, expediciones de pasaportes y las autorizaciones de entrada en la República de El Salvador. En esta ley se establecen procesos novedosos en donde se han eliminado requisitos y se ha vuelto un trámite más expedito.

Para ello, debemos considerar que cuando una persona extranjera ingresa al país, en calidad de turista, tiene un plazo de hasta 90 días para permanecer en el territorio en calidad regular. Luego de este período tiene diversas opciones:

1) salir de la región CA-4 que comprende: Guatemala, Honduras, Nicaragua y Costa Rica.

2) Solicitar prórroga de la visa de turista por 90 días como máximo.

Y en cuanto vuelva a ingresar, se le renueva el plazo, pero es importante tomar en cuenta que al tener ingresos constantes a nuestro territorio, pueden ser abordados por parte de un oficial migratorio en donde se le advertirá que debe regular su situación migratoria en el país.

Para poder asesorar acerca de la calidad migratoria de una persona extranjera en nuestro territorio se deben tomar en cuenta los siguientes factores:

  1. Nacionalidad
  2. Actividad a desarrollar
  3. Período
  4. Lugar donde recibirá la remuneración del pago

Empezaremos a desarrollar cada uno de los factores y ver la importancia de cada uno de ellos.

Para el caso de la nacionalidad, dependiendo de la calidad que ostente la persona extranjera, así será la residencia, aranceles e instituciones que se ven involucradas en dicho proceso. Cuando los extranjeros son originarios de la región CA-4, únicamente se realiza el trámite ante la Dirección General de Migración y Extranjería, y el trato que se les brinda es de nacionales.

Lo que implica que en las restricciones establecidas en el Art. 7 y 8 del Código de Trabajo, en donde se considera la planilla total de empresas, el 90% deben ser nacionales, y solo un 10% extranjeros, y el monto de salarios, de la planilla total debe corresponder el 85% a nacionales y el 15% a extranjeros.

Estas restricciones en el caso de centroamericanos no son aplicables, pero sí, para el caso de extranjeros de otras nacionalidades. Importante mencionar que existen procedimientos de alteraciones de porcentajes, en caso que sea requerido, que nos permiten poder variar entre los porcentajes de planilla (90/10) y el de restricción de salarios (85/15). Para estos supuestos, se deben seguir criterios de especialización del trabajo a realizar que sea de difícil sustitución para justificar el crecimiento de estos porcentajes.

El segundo factor es la actividad a desarrollar que va de la mano con la calidad que ostentan, ya que se puede elegir por representante legal, al tener un mandato, o poder conferido por una empresa, o por trabajo cuando es contratado por una sociedad salvadoreña, comprendiendo también el trabajador independiente. Para estos casos lo que varía son los requisitos y documentación de respaldo que se debe evaluar en cada caso en concreto.

El tercer factor es el período, ya que dependiendo del plazo que estará el extranjero es que se puede determinar por cuantos años se extenderá el permiso migratorio. Un cambio con la Ley Especial de Migración y Extranjería es que se incorporó la facultad para tramitar residencia de 1 a 2 años, con posibilidad de prórroga.

Por último tenemos el lugar en donde recibirán la remuneración del pago, ya que en esta Ley se han diseñado las Residencias Temporales o Transitorias, que son para personas extranjeras que tienen un contrato con una sociedad extranjera que debe realizar actividades en el territorio nacional, pero que no recibirán el pago en el territorio, ni tendrán inscripciones en las Administradoras de Fondos de Pensiones o el Instituto Salvadoreño del Seguro Social. Otro factor importante de este tipo de residencias es que al no estar contratados, no se toman en cuenta los parámetros 90/10 y 85/15 que establece nuestro Código de Trabajo.

Actualmente estamos en un escenario en donde la asesoría en materia migratoria previo a las contrataciones es clave, porque hace que las operaciones sean eficientes y reduce costos que pueden derivarse de imposición de multas, en donde con la legislación vigente son de salarios mínimos dependiendo de su calificación entre leves, graves y muy graves, con porcentajes del salario mínimo vigente.

Adicional a este costo, se debe considerar el gasto en viajes, al tener que abandonar el territorio luego de vencido el plazo como turistas, y las sanciones que son aplicables no solo para el trabajador sino el empleador. A esto se añade la afectación a la imagen que se proyecta como empresa, ya que ante las instituciones del Ministerio de Trabajo y la Dirección General de Migración y Extranjería, comenzarían a verse como no cumplidoras de la ley, y puede derivar en mayores inspecciones y control por parte de estas.

Con todas las reformas que han surgido, es importante recalcar que una asesoría adecuada garantiza el cumplimiento de los derechos a los extranjeros, y una búsqueda del tipo de residencia de acuerdo a cada necesidad. En El Salvador, tenemos la ventaja que este es un procedimiento rápido, ya que una vez se presenta la documentación, la Dirección General de Migración y Extranjería programa cita para la toma de fotografía en un período de 5 días hábiles aproximadamente. En este momento se hace entrega del Carnet Provisional, el cual tiene una duración de 3 meses, y cumplido este plazo se reciben las resoluciones donde aprueban la residencia o la deniegan, según sea el caso, y les entregan el correspondiente carnet definitivo por el período solicitado.

Ese carné definitivo debe -previo al vencimiento – renovarse, mientras exista la vinculación del trabajador con la empresa empleadora.

Es importante que en los esquemas de empresas trasnacionales se cuenten con asesoría legal adecuada, para que se cumpla en legal forma lo establecido por nuestra legislación en materia migratoria, generando así una minimización de riesgos ante la imposición de sanciones. Dando como resultado mejoras en las gestiones de recursos humanos de las empresas con capital de mano de obra extranjera.