México tendrá una nueva administración que durará seis años desde el primero de diciembre. La estrategia de energía delineada hasta el momento es fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), con la participación de privados.

Uno de los retos más grandes del sector eléctrico en México es el desarrollo eficiente de fuentes de generación eléctrica que puedan entregar a la red eléctrica a costos razonables.

El pasado 13 de septiembre de 2018, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) aprobó la metodología (Metodología) que usará el Centro Nacional de Control de Energía (CENACE) para calcular las Garantías Financieras de Interconexión de Centrales Eléctricas y las de Conexión de Centros de Carga a la Red Nacional de Transmisión (RNT) y a las Redes Generales de Distribución (RGD).

Esta Metodología implementa a detalle las disposiciones contenidas en el "Manual para la Interconexión de Centrales Eléctricas y Conexión de Centros de Carga," remplazando en su totalidad la aplicación de los criterios de 2015. Los cálculos de garantías de interconexión derivados de la nueva Metodología tendrán vigencia al 31 de diciembre de 2018, y se actualizarán de forma anual. (Consulte la alerta de Holland & Knight, "Mexico Issues Interconnection Manual for Power Plants and Charging Points," 15 de febrero de 2018.)

El objetivo de la Metodología es reducir los costos de interconexión para reflejar el estándar internacional y facilitar los plazos de entrega. Asimismo, se espera que los proyectos en proceso de desarrollo puedan integrarse a la modalidad de Planeación.

Esta Metodología consolida la implementación del desarrollo de proyectos de generación en México. Es indispensable, desde el punto de vista técnico, legal y financiero que se analice el beneficio o impacto de la nueva Metodología, para determinar, a la brevedad, cualquier cambio en el desarrollo o financiamiento de los proyectos, así como de los contratos de compraventa de electricidad que pudieran estar anclados a los mismos.