El disfrute del permiso por matrimonio, nacimiento de hijo y fallecimiento de un familiar se iniciará el primer día laborable siguiente al del hecho causante.

Sentencia del Tribunal Supremo de fecha 13 de febrero de 2018 [JUR\2018\72705]

El Tribunal Supremo analiza el precepto del convenio colectivo de aplicación en la empresa que regula los permisos retribuidos y, en concreto, a partir de qué día se debe iniciar el disfrute del correspondiente permiso. 

En la demanda de conflicto colectivo planteada por los sindicatos se solicitaba que se declarara que el cómputo de los permisos por matrimonio, nacimiento de hijo y fallecimiento de un familiar previstos en el convenio colectivo, se debía iniciar el primer día laborable siguiente al del hecho causante, en los supuestos en los que éste tenga lugar en día no laborable. 

La sentencia de la Audiencia Nacional que conoció en instancia de la demanda denegó dicha petición entendiendo que los permisos se inician el día en que acontece el hecho causante. 

No obstante, el Tribunal Supremo entiende que dicha sentencia infringe las principales normas de hermenéutica del Código Civil, pues la sentencia ni se adapta a una interpretación literal del texto convencional, ni al sentido propio de sus palabras, ni a la intención de los firmantes del mismo.

Los argumentos esgrimidos por el Alto Tribunal se basan fundamentalmente en la interpretación literal del texto convencional. Así, señala que la propia rúbrica del precepto convencional “permisos retribuidos” evidencia que los permisos se conceden para su disfrute en días laborables, pues en días festivos no es preciso pedirlos porque no se trabaja. Dicha interpretación literal también se sustenta en la propia redacción del primer párrafo del artículo del texto convencional cuya redacción es la siguiente “los trabajadores podrán ausentarse del trabajo, con derecho a retribución”, ausencia que, según ese tenor literal, carecería de relevancia si se entendiera que el permiso se podría iniciar en día no laborable.

Consecuentemente, si el día en que se produce el hecho que justifica el permiso retribuido no es laborable, es claro que dicho permiso no se inicia hasta el primer día laborable siguiente.