En su esfuerzo por explicar los criterios de patentabilidad y de actividad inventiva de las invenciones implementadas por ordenador, la Cámara Técnica de Recursos de la EPO se ha manifestado en una reciente decisión, con el objetivo de detener los crecientes intentos de protección de aspectos funcionales y de negocio en el ámbito de estas invenciones.

Actualmente, una práctica habitual entre los solicitantes de este tipo de patentes consiste en argumentar que la interacción entre características técnicas básicas (tales como procesadores, memorias y pantallas) y características no técnicas (por ejemplo, datos o algoritmos específicos almacenados en un ordenador), puede constituir una invención patentable. Es exactamente la naturaleza de esta “interacción” lo que se describe en la reciente decisión T-1670/07 acerca de una solicitud de patente presentada por la empresa Nokia, donde la EPO advierte de que muchos de estos argumentos tradicionalmente presentados han de ser considerados como “falacias”.

Por una parte, la Cámara no se ha apartado de su doctrina de la “contribución técnica” como requisito necesario de las reivindicaciones, incluso en casos triviales en que se incluyen aspectos tales como procesadores o memorias para escapar de las exclusiones de materia patentable (por ejemplo, “software como tal” y “medios de presentación de información como tales”). Sin embargo, la decisión adoptada parece subir el listón en ciertos aspectos, en particular respecto a la especificación de la naturaleza de la interacción que se requiere entre las características técnicas y no técnicas de las invenciones. En este sentido, los solicitantes deben tomar nota de las “banderas rojas” planteadas por la EPO para las invenciones implementadas por ordenador. 

Pincha aquí para descargar la decisión