En fecha de 30 de julio de 2018 se ha publicado, en el Boletín Oficial del Estado, el Real Decretoley 7/2018, de 27 de julio, sobre el acceso universal al Sistema Nacional de Salud.

Real Decreto-ley 7/2018, de 27 de julio, sobre el acceso universal al Sistema Nacional de Salud

De acuerdo con la normativa recientemente aprobada, “el acceso al Sistema Nacional de Salud en condiciones de equidad y de universalidad es un derecho primordial de toda persona”. El derecho y la protección efectiva de la salud de la ciudadanía cobra más importancia cuando quienes se ven privados de una asistencia sanitaria normalizada son los colectivos de especial vulnerabilidad, amenazados por la exclusión social, como es el caso de la población extranjera no registrada ni autorizada a residir en España.

El Real Decreto Ley 7/2018 pretende a garantizar el derecho a la protección de la salud y a la atención sanitaria, en las mismas condiciones, a todas las personas que se encuentren en el Estado Español, independientemente de que estén autorizada a vivir en España.

El cambio en el nuevo modelo se produce, en que tras la aprobación de este Real Decreto el aseguramiento de la asistencia sanitaria se desliga de las aportaciones a Seguridad Social y se vincula a la residencia en España. En este sentido, el Real Decreto establece que, a partir de ahora las personas extranjeras no registradas ni autorizadas a vivir en España tienen derecho a la misma protección a su salud que las personas con nacionalidad española.

Además, el Real Decreto prevé una serie de cautelas que tienen la finalidad de no se comprometa la sostenibilidad financiera del Sistema Nacional de salud.

Para ello se establecen medidas, como son, por ejemplo, que la asistencia será con cargo a fondos públicos siempre que no exista un tercero obligado al pago, que no se tenga la obligación de acreditar la cobertura obligatoria por otra vía, o bien, que no se pueda exportar el derecho de cobertura sanitaria desde su país de origen o procedencia.

Por otra parte, se establece la aportación farmacéutica para las personas extranjeras no registradas ni autorizadas como residentes en España. 

Para llevar a cabo todo lo anterior el Real Decreto modifica la Ley 16/2003, de 28 de mayo, en lo que respecta al derecho a la protección de la salud y a la atención sanitaria, y el texto refundido de la Ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2015, de 24 de julio, en cuanto a la aportación farmacéutica.