El día 28 de septiembre de 2017, Elaine Duke, la Secretaria Interina del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés), aprobó la suspensión temporal de la Ley Jones en respuesta a la devastación causadas por los Huracanes Irma y María. El DHS ya había suspendido temporalmente la Ley Jones el pasado 8 de Septiembre como consecuencia del Huracán Harvey, que golpeo a Houston, para permitir ciertos tipos de transporte y productos básicos. La autorización es en respuesta al pedido del Gobernador de Puerto Rico, Ricardo Roselló.

El comunicado de prensa del DHS asegura que la suspensión temporal estará en efecto por diez días después de ser firmada, y cubrirá el envío de "todos los productos" a la isla. La suspensión cubre mercancía cargada a bordo de un buque dentro del periodo de 10 días y entregada el 18 de octubre de 2017 a más tardar. La Secretaria interina Duke dijo que la suspensión temporal está diseñada para asegurar que Puerto Rico reciba "suficiente combustible y productos básicos para apoyar los esfuerzos de los rescatistas, responder a la destrucción causada por las devastadoras tormentas, y restablecer las operaciones de servicios e infraestructura crítica."