A la hora de introducir ciertos dispositivos tecnológicos y equipos de telecomunicación al mercado nicaragüense, ciertas empresas suelen encontrarse con trabas legales por no tomar en consideración determinadas normativas relacionadas a la autorización para la importación, comercialización y uso de los dispositivos o equipos en Nicaragua. Estas trabas suelen ocasionar pérdida de tiempo considerable, que se podría prevenir si se hiciere una planificación estratégica que tenga en cuenta la legislación nacional que le afecte.

Siendo así, es importante destacar que no bastará simplemente un acuerdo comercial con el fabricante o distribuidor de los dispositivos para poder importar y comercializar exitosamente los dispositivos a Nicaragua, sino que se deberá cumplir con ciertos requisitos legales en materia de telecomunicaciones, a fin de estar debidamente habilitado para importar los dispositivos y luego que los mismos se encuentren habilitados para operar dentro del espectro nacional. Por tanto, de acuerdo a la legislación nicaragüense, todo interesado deberá contar con un Permiso para importación de equipos de telecomunicación y un Certificado de Homologación, ambos emitidos por el Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (TELCOR).

Permiso de Importación: Toda persona que desee importar dispositivos tecnológicos o equipos de telecomunicación deberá ser habilitada por TELCOR para realizar tal actividad. Siendo así, se deberá obtener un Permiso de importación de equipos de telecomunicaciones, el cual tendrá una vigencia de un año, sujeto a renovación. Si no se obtiene este permiso, el interesado sufrirá la retención de su importación por parte de la Dirección General de Servicios Aduaneros (DGA) y no se liberará hasta que se obtenga tal Permiso. La obligación de obtener el Permiso de importación se encuentra plasmada en el artículo 1 del Acuerdo Administrativo No. 16-98 “Reglamento de Inspecciones Aduanales y Control de Introducción de Equipos de Telecomunicaciones”.

Certificado de Homologación: Para que los dispositivos importados (como por ejemplo un celular, tableta, GPS o router) puedan ser comercializados, usados y operados en Nicaragua, deberán ser homologados ante TELCOR, con el objeto de que éste compruebe que las características técnicas del dispositivo no dañarán a las redes que se conecten ni interferirán con otros servicios de telecomunicaciones, a fin de garantizar la seguridad del usuario. En la práctica esto consiste en observar que el dispositivo haya cumplido con normas técnicas (nacionales o extranjeras) como por ejemplo las de la FCC (por sus siglas en inglés Comisión Federal de Comunicaciones de EEUU), IFT (Instituto Federal de Telecomunicaciones de México) o la ANATEL (Agencia Nacional de Telecomunicaciones de Brasil), por mencionar algunas. El dispositivo se encontrará debidamente habilitado para operar en la red nacional una vez homologado. La obligación de homologar los dispositivos se encuentra plasmada en el artículo 90 del Decreto 19-96 “Reglamento de la Ley N° 200 Ley General de Telecomunicaciones y Servicios Postales”.

Lo anterior sin mencionar las características y requisitos particulares que deberán observar los dispositivos tecnológicos y equipos de telecomunicación de acuerdo a su naturaleza, particularmente en materia de Derecho de Consumidores y Aduana, entre otras áreas.