El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, en contradicción con otros Tribunales, considera que cuando el contrato temporal ha sido suscrito por una empresa privada, la indemnización correspondiente al cese del contrato es de doce días y no de veinte días de salario por año trabajado.

Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (Málaga) de fecha 16 de noviembre de 2016

El Tribunal, tras califi car la relación laboral entre las partes como un único contrato de carácter temporal y el cese de la trabajadora –al fi nalizar el servicio determinado objeto de ese contrato– como no constitutivo de despido, se plantea cuál debe ser el importe de la indemnización por la extinción del contrato temporal.

La conclusión a la que llega la Sala, después de analizar la reciente jurisprudencia comunitaria a este respecto (Sentencia TJUE de fecha 14 de septiembre de 2016, asunto Diego Porras C-596/14), es que dicha doctrina es directamente aplicable a todos los contratos temporales concertados por las distintas administraciones públicas: en otros términos, que la indemnización procedente al cese de los contratos temporales concertados por las mismas (en referencia a las administraciones públicas) será de una cantidad equivalente a veinte de días de salario por año trabajado.

Sin embargo, en el presente supuesto la empresa demandada no era una administración pública, recordando el Tribunal a estos efectos que las Directivas de la Unión Europea no tienen efecto directo horizontal entre particulares excepto en el caso de que desarrollen normas antidiscriminatorias y que, de acuerdo con el derecho de la Unión Europea, el tratamiento diferente entre trabajadores fi jos y trabajadores temporales no puede considerarse como una discriminación en sentido propio.

Por ello, la Sala concluye, al contrario que la sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco de 18 de octubre de 2016, que el contenido de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea no tiene efecto directo en la relación laboral de la trabajadora y la empresa demandada, y que tampoco cabe hacer una interpretación conforme del artículo 49.1.c) ET con el contenido de dicha sentencia, dados los términos claros y contundentes que no dejan lugar a dudas de que la indemnización correspondiente al cese del contrato temporal de la demandante era de doce días por año de servicio.