El 25 de mayo 2018 entró en vigor el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR), norma europea que impactará a nivel global pues supone una nueva cultura de protección de datos.

La norma establece un uso más razonable de los datos y que se supone, evitará abusos del marketing invasivo, por ejemplo, de recibir información comercial que no se ha autorizado.  De acuerdo a la nueva ley será el usuario quien decidirá si autoriza o no recibir información y esto reducirá el actual marketing invasivo.

Respecto a la preservación de intimidad la nueva normativa da el derecho para conocer, actualizar y rectificar toda la información relativa a una persona que se recopile o almacene en centrales de información.

El RGPD supondrá una nueva cultura de protección de datos en todas las organizaciones que, con su entrada en vigor, tendrán que asumir responsabilidades.

Este cambio implicará que las empresas cuenten con equipos de profesionales especializados en protección de datos y que estén actualizados de las últimas tendencias, avances y regulaciones.

A las empresas en general que envían boletines con novedades de forma masiva y a las firmas legales que enviamos correos a nuestros contactos sobre los avances en nuestra legislación, tendremos que tomar los recaudos pertinentes para no invadir la privacidad de dichas personas a la luz de la nueva normativa.