El pasado 6 de mayo se publicó en el Diario Oficial la resolución SAT-IAD-05-2019 de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) que contiene las Disposiciones Administrativas para la Aplicación e Implementación del Formato de la Declaración Única Centroamericana (DUCA) y su Instructivo de Llenado para el Proceso de Despacho Aduanero. 

La DUCA surge de las obligaciones que Centroamérica adquirió frente a la Unión Europea (UE) en virtud del Acuerdo de Asociación (ADA). El numeral 3 del artículo 304 del ADA indica que tanto la UE como Centroamérica deberían implementar un documento administrativo único para realizar las declaraciones aduaneras de importación y exportación. Es en este contexto que los países centroamericanos unieron esfuerzos para uniformar las declaraciones aduaneras en la DUCA. 

En principio, la implementación de este único documento para realizar las declaraciones aduaneras en Centroamérica facilitaría el comercio en la región, ahorraría tiempo en las aduanas, unificaría la información y disminuiría costos a exportadores e importadores. Ello permitiría a Centroamérica ser un lugar más atractivo para las inversiones regionales. 

El DUCA facilitaría el comercio en la región, ahorraría tiempo en las aduanas, unificaría la información y disminuiría costos a exportadores e importadores... 

A pesar de los esfuerzos para lograr la uniformidad de la información, la DUCA tiene actualmente tres versiones. La DUCA – F es el sustituto de la FAUCA (declaración para productos de origen centroamericano), la DUCA – T sustituye a la DUT (declaración para productos en tránsito) y por último la DUCA -D es el reemplazo de la DUA-GT (declaración para los demás tipos de productos). 

En Guatemala, la SAT llevó a cabo capacitaciones a agentes aduaneros, transportistas, exportadores e importadores con el fin de hacer la transición de todas las declaraciones vigentes anteriormente hacia la DUCA y llevó a cabo algunas campañas de comunicación para la diseminación de dicha información. 

La DUCA comenzó a utilizarse en Centroamérica el pasado 7 de mayo y, a la fecha, ha provocado numerosos retrasos en levante de mercancías, provocando pérdidas comerciales importantes debido a fallas en los sistemas informáticos aduaneros. 

El sector exportador solicitó a las administraciones aduaneras que se llevara a cabo un plan de contingencia debido a que a pesar de que el personal trabajaba en turnos de 24 horas, el trámite era excesivamente lento y la pérdida de bienes, los incumplimientos de contratos y los aumentos de costos de almacenaje era exponenciales. 

Como posible solución se planteó la suspensión de la aplicación de la DUCA hasta que se lograran solventar los problemas en el sistema informático y así se pudiera transportar las mercancías con mayor facilidad. Guatemala, de forma paliativa, empezó a aceptar temporalmente la presentación de la DUCA-D para realizar el levante de las mercancías. Sin embargo, aún quedan muchas aristas abiertas.