En esta ocasión se trata de la Universitat de Barcelona (UB), a quien el Juzgado Mercantil 8 de dicha ciudad condena por por vulnerar en su campus virtual los derechos de propiedad intelectual de los autores y editores representados por CEDRO.

Como ya sucedió en un supuesto similar contra la UAB, el juez, tras reconocer la legitimación de CEDRO y la equidad de  sus tarifas, condena a la universidad al cese del uso y retirada de los contenidos infractores puestos a disposición sin autorización en su campus virtual, el abono de la indemnización por los daños y perjuicios ocasionados, así como la publicación del fallo en dos periódicos de tirada nacional y en su web. Añadiendo en este caso una multa coercitiva diaria por cada día transcurrido hasta el cese efectivo de la violación de derechos. Dicha sentencia ha sido recurrida ante la Sala de lo Civil de la Audiencia Provincial de Barcelona.