Si queremos disfrutar de unos días de desconexión, solo podrá ser con las notificaciones de la agencia tributaria y la hacienda foral navarra, pero no respecto de aquellas correspondientes a las tres haciendas forales vascas.

La agencia tributaria y la hacienda foral navarra permiten señalar un máximo de 30 días al año, en los cuales el contribuyente no recibirá notificaciones electrónicas. Además de ser una muy buena medida de conciliación, el contribuyente no se encontrará a la vuelta de las vacaciones con notificaciones fiscales desagradables, que impliquen liquidaciones firmes sobre las cuales ya ha trascurrido el plazo para recurrir.

Por tanto, solo podrán irse tranquilos de vacaciones los contribuyentes con relación exclusiva con la agencia tributaria y la hacienda foral navarra (notificando previamente los días de cortesía), pero no aquellos con vinculación con las tres haciendas forales vascas.

No podemos desconectar ni en vacaciones… En cualquier caso, ¡disfrutad vacaciones!