Como parte de su proyecto de gobierno, el virtual Presidente Electo Andrés Manuel López Obrador ha planteado la necesidad de fortalecer las inspecciones laborales para verificar el cumplimiento de las obligaciones patronales. En específico, la nueva administración se enfocará en verificar el cumplimiento con el régimen de subcontratación, pago de reparto de utilidades y el registro de los trabajadores ante el Instituto Mexicano del Seguro Social.

Con este objetivo, la nueva administración plantea incrementar el número de inspectores federales. López Obrador propone contratar 500 inspectores durante el primer año de su gobierno, teniendo el objetivo de tener 2,200 inspectores para el final de la administración.

De acuerdo con la información disponible (proyecto18.mx), la nueva administración implementará esta estrategia, derivado del éxito que este tipo de inspecciones han tenido en otros países para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores.