El veto presidencial permitirá el cobro de18 dólares en aduanas. El congreso había suspendido mediante un decreto legislativo dicho cobro. No obstante diputados y empresarios confían en superar decisión del mandatario Mauricio Funes.

Funes vetó el decreto que buscaba suspender el cobro en aduanas y los procesos de inspección no intrusiva para la carga de exportaciones e importaciones. La presidencia explicó que se decidió aplicar el veto al decreto legislativo número 629 por considerarlo “inconveniente”.

Los diputados y los empresarios lamentaron que durante enero las exportaciones experimentaron una caída de $70 millones en ingresos, de los cuales $30 millones se debieron a una reducción en las ventas a Honduras.

En el documento que se emitió para el veto, la presidencia observa que “no es posible prescindir del Sistema de Inspección no Intrusiva, ya que es un avance para el país”. Junto a esta afirmación, la presidencia detalla los resultados que trajo el sistema en reducción de tiempos y la prevención de delitos (como contrabando).

El Ejecutivo defiende, además, que “el país ha asumido compromisos con terceros, vinculados a la prestación de servicios, los cuales no es posible dejar de cumplir”, según el documento.

El decreto 629 es el segundo intento de la Asamblea por incluir a las exportaciones e importaciones en el beneficio que logró para la mercancía en tránsito, el pasado 17 de enero.

El escáner de rayos X implica un pago de $18, el cual es considerado por los exportadores como un tributo que encarece los procesos comerciales y que no moderniza las aduanas.

Sin embargo, según la Corporación de Exportadores de El Salvador (Coexport), la decisión obedece a la necesidad del gobierno de mantener ingresos para pagar al asocio Cotecna-Smith, quien ganó una concesión sin competidores para un plazo de 10 años.