La Estrategia de Gestión Sostenible de los Residuos de la Comunidad de Madrid 2017-2024 ha sido publicada recientemente mediante la Resolución, de 4 de enero de 2019, del Director General de Medio Ambiente y Sostenibilidad. Contiene medidas destinadas a la prevención de la generación de residuos y a una adecuada gestión de éstos, priorizando la preparación para la reutilización, el reciclaje y la valorización, por este orden, frente a la eliminación de los mismos. Todo ello en aras de una mayor sostenibilidad medioambiental en la utilización de los recursos naturales, minimizando las potenciales afecciones sobre el medio ambiente y la salud humana.

Con esta nueva estrategia, se pretenden alcanzar incidencias positivas en la lucha contra el cambio climático, previendo una reducción significativa de las emisiones de CO2, una minimización de los vertidos y, en particular, de la fracción biodegradable de los residuos domésticos, todo ello enlazado con el desarrollo de nuevas infraestructuras.

La estrategia está conformada por un plan regional para cada una de las tipologías de residuos consideradas, tales como los residuos industriales o los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, a modo ejemplificativo, además de por un plan de prevención de residuos destinado a la consecución de la reducción del peso generado de los mismos de cara al próximo año 2020.

Se implanta también un sistema de indicadores ambientales de seguimiento para una vigilancia de los objetivos medioambientales perseguidos, analizando los mismos en diversos periodos de tiempo, midiendo el grado de intensidad del impacto y la eficacia de las medidas preventivas y reductoras adoptadas. Para el caso de los residuos domésticos y comerciales, por su magnitud, la vigilancia se refuerza mediante parámetros sobre su comportamiento en relación con las diferentes variables medioambientales.

Se establece, de una parte, la obligatoriedad de la realización anual de informes ordinarios y, de otra, la posibilidad de realización de informes extraordinarios para aquellos supuestos en los que se detecte alguna afección importante no prevista en la Estrategia como tal.

Así, la mencionada estrategia fue aprobada el pasado 27 de noviembre de 2018 por el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid, a propuesta del consejero de Medio Ambiente y Ordenación del territorio, pero es ahora cuando se da publicidad a la misma tras su sometimiento al procedimiento de evaluación ambiental estratégica, conforme a lo establecido en el artículo 26.2 de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental. Ello ha permitido integrar en su elaboración aspectos ambientales, analizar y seleccionar las alternativas ambientalmente viables, así como establecer medidas correctoras y preventivas de los efectos adversos que puedan derivarse.