El 26 de marzo de 2021, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador envió una iniciativa para reformar la Ley de Hidrocarburos mexicana (el "Proyecto de Decreto").

Según el Proyecto de Decreto, (i) el otorgamiento de permisos de importación, comercialización y distribución de todos los hidrocarburos estaría sujeto a la capacidad de almacenamiento que determine el Gobierno Mexicano; (ii) la suspensión y revocación de los permisos podría realizarse bajo el argumento de garantizar los intereses de la Nación; (iii) la empresa productiva del Estado Pemex sería la única que podría estar autorizada para continuar las operaciones de cualquier proyecto con permisos suspendidos; (iv) los permisos de importación, comercialización y distribución vigentes podrían ser revisados y revocados, en caso que no cumplan con los requisitos de capacidad de almacenamiento; y (v) el Gobierno Mexicano tendría amplia discrecionalidad para revisar y revocar permisos.

¿Qué importancia tiene el Proyecto de Decreto?

El Proyecto de Decreto es un nuevo capítulo en los intentos de la administración de López Obrador de desmantelar las reformas energéticas del 2013. Cambia las reglas del mercado de hidrocarburos para favorecer a la empresa productiva del Estado Pemex, incrementa la incertidumbre regulatoria y representa un gran golpe para la inversión privada en el sector de hidrocarburos (oil & gas). En caso de ser aprobados los términos propuestos en el Proyecto de Decreto, sería una modificación material a las reglas del sector establecidas para atraer inversión nacional y extranjera al sector de hidrocarburos.

¿Qué deben saber los inversores extranjeros para proteger sus derechos?

Numerosas disposiciones del Proyecto de Decreto podrían violar la Constitución Mexicana, y si se aprueban, podrían ser combatidas en los tribunales mexicanos. El Proyecto de Decreto podría potencialmente violar derechos otorgados por México a los inversores extranjeros al amparo de más de 40 tratados bilaterales de inversión, tratados de libre comercio, y tratados internacionales con capítulos de inversión. Por ello, al considerar las opciones legales para combatir una posible reforma a la Ley de Hidrocarburos, los inversores en el sector de hidrocarburos (oil & gas) pueden considerar un enfoque por dos frentes: nacional e internacional, en términos similares a las acciones contra la reciente reforma eléctrica.

Será un reto abordar estos temas y navegar con éxito todas las opciones que existen para proteger las inversiones en el sector de hidrocarburos (oil & gas) en México. Nuestra presencia en México, Estados Unidos y en todas las jurisdicciones relevantes en Europa, nuestra potente práctica latinoamericana, y nuestra inigualable experiencia en los mercados energéticos y en las áreas de arbitraje y litigios en México y en Estados Unidos, incluyendo litigios relacionados específicamente con la protección a inversiones e inversores, nos permiten ayudar a lidiar con los múltiples retos que se deriven de la reforma a la Ley de Hidrocarburos, con un equipo multijurisdiccional, bilingüe, multidisciplinario, y listo para prestar una asesoría legal integral en todo lo relacionado con las opciones en defensa del estado de derecho.