El DOUE de 3 de diciembre recoge la petición de decisión prejudicial planteada por el Saarländisches Oberlandesgericht (Alemania) al TJUE (asunto C-548/18), en relación con el Reglamento Roma I sobre la ley aplicable a las obligaciones contractuales.

Este nuevo asunto plantea si el artículo 14, sobre cesión de créditos, es aplicable a los efectos frente a terceros en caso de cesión múltiple o si, en su defecto, cabe su aplicación analógica. Además, en caso de respuesta afirmativa a cualquiera de esas posibilidades, el órgano remitente solicita al TJUE que aclare a qué ley se someten los efectos frente a terceros.

La cuestión prejudicial planteada es un reflejo más de la falta de seguridad jurídica en el seno de la UE en lo relativo a la ley aplicable a la eficacia frente a terceros de la cesión y la prenda de créditos. Ahora bien, resulta ampliamente aceptado que se trata de un aspecto que quedó al margen de Roma I. De hecho, su artículo 27, contempla la eventual revisión del Reglamento para incluir la regulación de la ley aplicable a la eficacia frente a terceros de una cesión y la prioridad del derecho cedido sobre un derecho de otra persona, habida cuenta de que se trata de una importante laguna. Una carencia de gran trascendencia práctica, pues afecta a la determinación de las normas aplicables, entre otras cuestiones, a la prioridad de los derechos del cesionario sobre los derechos de otro cesionario o de los acreedores del cedente. Y esta falta de seguridad jurídica supone importantes costes en las operaciones transfronterizas.

En los distintos Estados Miembros prevalecen soluciones diversas: la remisión a la ley de la residencia habitual del cedente, la aplicación de la ley del crédito cedido –como prevé España en el artículo 17.3 del RD-ley 5/2005 relativo a los acuerdos de compensación contractual y garantías financieras- o incluso la aplicación de la ley del contrato de cesión. Además, en muchas ocasiones, la formulación de esas soluciones a nivel nacional presenta importantes carencias y su ámbito de aplicación material resulta insuficiente o controvertido.

Las carencias señaladas de Roma I así como la complejidad y trascendencia económica de la cuestión, avalan la necesidad de una pronta respuesta legislativa por parte de la UE. Por ello, cabe destacar la importancia de la Propuesta de Reglamento sobre la ley aplicable a los efectos frente a terceros de las cesiones de créditos presentada por la Comisión el 12 de marzo de 2018 y cuya primera lectura por el Parlamento está prevista para el próximo 12 de febrero.

Esta Propuesta incluye como regla general la aplicación a los efectos frente a terceros de la cesión de créditos de la ley de la residencia habitual del cedente en el momento de la cesión, pero contempla dos excepciones significativas, en las que opta por la aplicación de la ley del crédito cedido, en situaciones en las que se considera que la regla general no conduce a respuestas satisfactorias. La primera va referida a la cesión de efectivo acreditado en una cuenta abierta en una entidad de crédito y la segunda a la cesión de activos derivados de un instrumento financiero. Además, contempla un tratamiento especial en el caso de las cesiones de créditos realizadas en el marco de una titulización y prevé que el cedente y el cesionario podrán elegir la ley que rige el crédito cedido como aplicable a los efectos de la cesión frente a terceros. A falta de elección se aplicará la regla general, es decir la ley de la residencia habitual del cedente.

La Propuesta plantea también algunos elementos de incertidumbre, como los relativos a la falta de precisión de los conceptos de “instrumento financiero” y de “titulización”, en relación con el alcance de las respectivas excepciones. Además, se echan en falta otras excepciones, como es el caso de los préstamos sindicados, ámbito en el que la Loan Market Association ha insistido en que resulta más adecuado aplicar la ley del crédito cedido que la de la residencia habitual del cedente tal y como señala la redacción actual de la Propuesta. También puede estar justificada la introducción de previsiones específicas con respecto al régimen aplicable a los créditos hipotecarios (y eventualmente otros sometidos a inscripción registral). Ahora bien, al margen de la conveniencia de incorporar mejoras en la Propuesta, es claro que la culminación de esta iniciativa legislativa será de gran importancia para la seguridad jurídica y la reducción en el coste de las cesiones de créditos y prendas sobre créditos que presentan dimensión internacional.