En el año 2008, cuando era impensable que la gran mayoría de trabajadores en Colombia iban a estar por más de un año prestando servicios de manera remota, se creó la ley del teletrabajo. Esta ley, aunque aún vigente, ha tenido una aplicación limitada por cuanto pocos empleadores acudieron a ella, y debido a que no existía en Colombia una cultura de trabajo desde casa. Pero en el año 2020, al enfrentarnos a una pandemia mundial y como medida preventiva de la propagación de la misma, se ordenó a todos los empleadores a que el trabajo de sus empleados, de ser posible, se hiciera desde casa o de manera remota.

Bajo este contexto se hizo evidente la necesidad de regular las diferentes formas de prestación de servicios, más aún cuando el mundo tiende a migrar a alternativas de trabajo en lugares diferentes a las instalaciones del empleador. Para ello, se expidió la Ley 2088 del 12 de mayo de 2021 por medio de la cual se reguló (de manera muy limitada desafortunadamente) la figura del trabajo en casa, y se expidió igualmente el 3 de agosto de 2021 la Ley 2121 por medio de la cual se creó el régimen de trabajo remoto. Así las cosas, bajo la legislación laboral vigente, es posible para un trabajador que no presta servicios de manera totalmente presencial, hacerlo a través de tres opciones: el teletrabajo, el trabajo en casa o el trabajo remoto.

A continuación, encuentra los aspectos más relevantes de esta nueva ley que creó el régimen de trabajo remoto:

  • Para que se considere que existe trabajo remoto, la prestación del servicio se debe realizar de manera remota en su totalidad. El trabajador solo podrá ser requerido en las instalaciones del empleador de manera excepcional cuando 1) se requiere verificar las herramientas de trabajo, 2) se requiere la instalación o actualización manual de equipos o softwares, y para 3) adelantar un proceso disciplinario.
  • Los trabajadores bajo la figura de trabajo remoto cuentan con exactamente los mismos derechos que cualquier trabajador, incluyendo las regulaciones de jornada máxima y por lo tanto el pago de horas extra.
  • El trabajador prestará servicios desde un lugar diferente a las instalaciones del empleador, el cual deberá ser aprobado previamente por la ARL.
  • Salvo que el trabajador lo autorice expresamente, y por lo tanto haya un acuerdo entre el empleador y trabajador, no habrá exclusividad para quien preste sus servicios bajo el esquema de trabajo remoto.
  • Todos los documentos asociados a la relación de trabajo, incluyendo el contrato mismo, requerirán firma electrónica o digital.
  • El empleador deberá proveer las herramientas tecnológicas necesarias para la prestación del servicio de manera remota, así como el valor de energía e internet.
  • Las normas de acoso laboral son plenamente aplicables bajo el trabajo remoto.
  • Dentro del año siguiente a la expedición de la Ley 2121, el gobierno deberá crear el formulario electrónico de afiliación al sistema de seguridad social, para que la afiliación y radicación de documentos de trabajadores bajo la modalidad de trabajo remoto se lleve a cabo en línea.
  • Los trabajadores que actualmente estén bajo un esquema presencial o híbrido, podrán migrar a un esquema de trabajo remoto, siempre y cuando medie la voluntad de las partes, es decir a través de un otrosí al contrato de trabajo existente.

Holland & Knight le invita a inscribirse en el próximo webinar, "Cómo afectan las nuevas leyes laborales a su empresa", para conocer más sobre este tema y otras noticias relacionadas con el derecho laboral. La presentación tendrá lugar a las 9:00 a.m. del jueves 12 de agosto de 2021.

La información contenida en esta alerta es para la educación y el conocimiento general de nuestros lectores. No está diseñada para ser, y no debe ser usada como, la única fuente de información cuando se analiza y resuelve un problema legal, y no debe sustituir la asesoría legal, que se basa en un análisis específico de los hechos. Además, las leyes de cada jurisdicción son diferentes y cambian constantemente. Esta información no tiene por objeto crear, y su recepción no constituye, una relación abogado-cliente. Si tiene preguntas específicas sobre una situación de hecho concreta, le instamos a que consulte a los autores de esta publicación, a su representante de Holland & Knight o a otro asesor legal competente.

Since 2014, Colombia has been steadily moving ahead in alternative unconventional renewable energy. This effort began with Law 1715 of 2014 and has just recently received a further boost with the issuance of Law 2099, or "Energy Transition Law," on July 10, 2021.

Key in Colombian energy advances are its strong ties with Chile, the Inter-American Development Bank and the pursuit to produce, use and export green and blue hydrogen. Meetings are held periodically at the Ministry of Mines and Energy, which alongside the Unidad de Planeación Minero Energética (UPME) and the Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG) are defining the roadmap into 2030 when Colombia expects to be an active producer and exporter of hydrogen in the regional market.

Colombia's bet on hydrogen has strong science attached to it. With a developing renewable energy base in wind and solar, as well as geothermal alternatives and abundant water resources, may allow Colombia to find a niche with hydrogen and become a regional leader. In the case of blue hydrogen, particular attention is being placed on the important coal reserves Colombia continues to produce and the options for this mining activity to enter into an additional energy market alternative.

Colombia will of course need to swiftly advance its technological understanding of the business, offer stable regulatory and tax conditions, and allow for prompt permitting of hydrogen projects it if is to lead alongside Chile. Opportunities for investors abound in this front, and given where Colombia is situated, this too may be a relevant competitive advantage. Law 2099 highlights tax cuts and benefits for those seeking to invest.

A key to supporting the hydrogen efforts will be not to overregulate an industry that is nascent and has yet many hurdles to overcome. If Colombia's government gets the regulatory and tax framework right, Colombia's natural resources, its strong desire to find additional opportunities for prompt sustainable economic development and the science should provide the tailwinds necessary for hydrogen to find a road much similar to that which Colombian coffee has been driving on for many years.

Ready to Assist

Holland & Knight's Colombia Practice Team is ready to assist investors, infrastructure developers and users of hydrogen understand the status and opportunities presented by Colombia's push on this front.

For additional articles in the Realizing a Hydrogen Economy series, please visit Holland & Knight's Energy and Natural Resources Blog.

Learn more about our Energy and Natural Resources Industry Sector Group.

El Consejo Directivo de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) de Colombia, el pasado 14 de julio de 2021, expidió los Acuerdos 005 y 006 respectivamente.

En relación con el Acuerdo 005 de 2021, se anota que mediante el mismo se adoptaron medidas transitorias para el fortalecimiento del sector hidrocarburos, con el fin de lograr una reactivación en los Contratos y Convenios de Exploración y Producción y Contratos de Evaluación suscritos por la ANH. Al respecto dicho acuerdo establece lo siguientes puntos relevantes:

  • Las definiciones previstas en el Anexo 1 del Acuerdo 02 de 2017, el Acuerdo 01 de 2020 y las resoluciones expedidas por el Ministerio de Minas y Energía, son aplicables al mismo.
  • Los plazos de aquellos contratos de exploración y producción y/ contratos de evaluación que hayan sido afectados por bloqueos o vías de hecho que se hayan presentado o que se presenten por hechos de público conocimiento, serán restituidos por la administración de la ANH teniendo en cuenta el término razonable para el reinicio de actividades de forma normal, sin perjuicio de que la duración del evento haya sido menor a dos meses.
  • Los hitos contractuales a los que se aplican las medidas contenidas en el Acuerdo 005 son: 1) fases preliminares, 2) programas exploratorios, 3) programas exploratorios posteriores, 4) programas de evaluación; 5) períodos de explotación, 6) presentación de aviso de descubrimiento, 7) el programa de evaluación, 8) la declaración de comercialidad y 9) el Programa en Beneficio de las Comunidades (PBC).
  • Para la aplicación de las medidas del Acuerdo 005, el contratista deberá manifestarle a la ANH por escrito aquellas actividades cuyo cronograma fue afectado por situaciones tales como 1) el paro nacional a partir del 28 de abril de 2021, 2) emergencia sanitaria por el COVID-19 u 3) otros hechos notorios que sean de público conocimiento y que hayan afectado de manera directa o indirecta el área de influencia de los respectivos bloques.
  • Las solicitudes de traslados de actividades o inversiones de exploración, podrán tener como destino las áreas disponibles, bien sea aquellas ofertadas por la ANH o aquellas incorporadas por los interesados en la Ronda Colombia 2021.

Frente al Acuerdo 006 de 2021, se anota que la ANH determinó por medio de este dos lineamientos generales frente al Proceso Permanente de Asignación de Áreas (PPAA). Dichos lineamientos se encuentran relacionados particularmente con:

  • Delimitación de áreas. La adopción de áreas delimitadas previamente por la ANH, en áreas continentales y costa afuera; maduras, emergentes o frontera, a los que deberán sujetarse futuras solicitudes de incorporación de áreas; y autorización a la presidencia para que ajuste los polígonos conforme a las necesidades del proceso.
  • Habilitación. Para el cuarto ciclo del PPAA, los interesados podrán acreditar su capacidad económico financiera de conformidad con los estados financieros del año 2019 y su capacidad técnica y operacional conforme a los datos de reservas y producción del mismo año. Frente a los participantes habilitados en el tercer ciclo del PPAA (lista publicada el 22 de octubre de 2020), éstos continuarán habilitados sin necesidad de actualizar la información.

La información contenida en esta alerta es para la educación y el conocimiento general de nuestros lectores. No está diseñada para ser, y no debe ser usada como, la única fuente de información cuando se analiza y resuelve un problema legal, y no debe sustituir al asesoramiento legal, que se basa en un análisis específico de los hechos. Además, las leyes de cada jurisdicción son diferentes y cambian constantemente. Esta información no tiene por objeto crear, y su recepción no constituye, una relación abogado-cliente. Si tiene preguntas específicas sobre alguna situación de hecho concreta, le instamos a que consulte a los autores de esta publicación, a su representante de Holland & Knight o a otro asesor legal competente.

Iniciativa de Decreto por el que se reforman los artículos transitorios primero, tercero, cuarto, quinto, sexto y séptimo del Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal del Trabajo (LFT), de la Ley del Seguro Social (LSS), de la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (LINFONAVIT), del Código Fiscal de la Federación (CFF), Ley del Impuesto sobre la Renta (LISR) y Ley del Impuesto al Valor Agregado (LIVA) en materia de subcontratación laboral en México.

El día 23 de abril de 2021, fue publicado el proyecto por el que se reforman adicionan diversas disposiciones que tienen el objetivo de prohibir la subcontratación de personal y sus efectos fiscales/legales correlacionados. Situación que a su vez trajo el cumplimiento de obligaciones formales, entras las que destacan, el registro de servicios u obras especializadas ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social; obligaciones que estaban previstas entrarán en vigor el 1 de agosto de 2021.

Derivado de lo anterior, el 21 de julio de 2021 el Senador Ricardo Monreal Ávila ante la solicitud expresa de múltiples grupos empresariales presentó una iniciativa para que los obligados al cumplimiento de obligaciones en materia laboral, de seguridad social y fiscales impuestas por la reforma en materia de subcontratación, contaran con un mayor plazo para cumplir con dichas obligaciones, es decir, hasta el 01 de septiembre de 2021. Dicha iniciativa fue aprobada por los legisladores y publicada en el Diario Oficial de la Federación el día 31 de julio de 2021.

Obligaciones Sujetas A La Prórroga

Las obligaciones cuyo cumplimiento será prorrogado hasta el 01 de septiembre de 2021 una vez aprobada la iniciativa, son las siguientes:

  • Obtener el registro ante la Secretaria del Trabajo y Previsión Social
  • La transmisión de los bienes objeto de la empresa o establecimiento de empresas que operan bajo un régimen de subcontratación, siempre que, la persona contratista transfiera a la persona beneficiaria a los trabajadores en dicho plazo
  • Dar de baja los registros patronales y solicitar (en su caso) al Instituto Mexicano del Seguro Social que se le otorgue su registro patronal en términos de los dispuesto por el Reglamento de la Ley del Seguro Social en materia de afiliación, clasificación de empresas, recaudación y fiscalización
  • Las personas físicas o morales que presten servicios especializados o ejecuten obras especializadas, podrán entregar información de carácter formal hasta el plazo prorrogado.
  • Desde la entrada en vigor de la reforma y hasta el 01 de septiembre de 2021, se considerará como sustitución patronal la migración de trabajadores de las empresas que operan bajo el régimen de subcontratación laboral, siempre que, la empresa destino de los trabajadores reconozca sus derechos laborales, incluyendo la antigüedad de los mismos y los riesgos de trabajo terminados, ante las instancias legales correspondientes