La CNC ha impuesto multas por valor de más de 88,5 millones de euros a seis grupos de empresas navieras por haber constituido un cártel en el transporte marítimo entre la Península y Marruecos entre los años 2002 y 2010.

El expediente sancionador se originó por las informaciones contenidas en determinados documentos recabados en el transcurso de las inspecciones realizadas en las sedes de diversas navieras que se referían a una conducta colusoria de reparto de mercado y de fijación de condiciones comerciales y de servicio en el mercado del transporte marítimo de pasaje y carga entre la Península y Marruecos.

En su Resolución de 7 de noviembre de 2012, el Consejo de la CNC considera acreditado, tanto a partir de la documentación recabada en las inspecciones como de las declaraciones de los solicitantes de clemencia, que las navieras imputadas participaron en distintas reuniones y llevaron a cambio intercambios de información, llegando a acuerdos sobre fijación de precios, comisiones, condiciones comerciales y horarios en las líneas de transporte marítimo de pasaje y carga que unen la Península con Marruecos.

Se trata de un cártel que respondía al objetivo común de obtener unos beneficios superiores a los que se obtendrían si todos los operadores implicados hubiesen respetado el funcionamiento del mercado y hubiesen competido en él, perjudicando de este modo a los consumidores y usuarios. Para el logro de dicho objetivo, fueron elaborándose y ejecutándose a lo largo de los años una serie de actuaciones coordinadas en función de los medios de producción de cada una de las navieras imputadas, de su presencia en cada línea y de los servicios que prestaban, de forma que cada una de las prácticas implementadas en cada momento conseguía falsear la competencia en cada una de las rutas y servicios, ya fuese de pasaje, carga o de ambos, y cuya acumulación dio lugar a que, durante al menos nueve años, no hubiese competencia en el servicio de transporte marítimo entre la Península y Marruecos. Por todo ello, el Consejo de la CNC ha resuelto imponer las siguientes multas a diferentes empresas del sector: 2.223.464 €; 25.516.377; 11.106.809 €; 8.153.453 €; 27.753.647 € de los que una de ellas es responsable solidaria hasta un importe de 10.708.564 €; 13.834.519 €, de los que otra de ellas es responsable solidaria hasta un importe de 2.905.401€.

A la hora de calcular el importe de las multas, el Consejo de la CNC ha estimado que la gravedad de la conducta, su prolongada duración, su extensión a la práctica totalidad del mercado, así como la intensidad de los instrumentos empleados en su ejecución, han contribuido a generar un grave perjuicio al interés público que justifican la imposición de una sanción del 15% sobre el volumen de negocios en el mercado afectado por la infracción. Asimismo, a la hora de imponer las multas, el Consejo de la CNC ha considerado la concurrencia del agravante de reiteración en alguna de las empresas, lo que incrementa la sanción en una cuantía del 5%. Finalmente, en aplicación del programa de clemencia, el Consejo de la CNC otorga a otra de las empresas y a su filial, una reducción del 40% sobre la sanción que le habría correspondido por haber aportado información con valor añadido significativo para demostrar la existencia del cártel.