El impuesto anual a de Industria, Comercio y Servicios de las municipalidades para el período 2022 deberá ser declarado antes del 31 de enero, y podrá ser cancelado en su totalidad en enero o en forma mensual durante todo el año fiscal.

Este impuesto debe pagarse por todas las sociedades mercantiles, comerciantes individuales, y toda sucursal de una sociedad extranjera. Si la entidad es una asociación exonerada del pago, debe tramitar la constancia de exoneración municipal.

El pago y declaración de este impuesto se encuentra ligado a la renovación del permiso de operación municipal.

El incumplimiento en el pago de esta obligación tendrá como consecuencia la no renovación del permiso de operación y sanciones pecuniarias.