Improcedencia de la detracción de derechos de asignación individual a la prima ovino-caprino  por la obstaculización a la realización de controles de campo destinados a la comprobación del  derecho a la percepción de la subvención realizados fuera del período de retención, ya que las  inspecciones fuera de dicho periodo han de realizarse sobre el Libro Registro de la Explotación  (Sentencia de la Sala de lo Contencioso-administrativo, Sección 4.ª, del Tribunal Supremo,  de 17 de octubre de 2014)

Constituyó el objeto del procedimiento en la instancia una Orden de la Consejería de Agricultura y Pesca de  la Junta de Andalucía desestimatoria del recurso de alzada interpuesto frente a una resolución del Director  General del Fondo Andaluz de Garantía Agraria por la que se resolvió la detracción de 1127 derechos de la  asignación individual a la prima ovino-caprino en la campaña 2000 y siguientes, por el no uso de, al menos,  el 70% de sus derechos. Tal detracción se acordó porque el interesado obstaculizó diversas inspecciones,  por lo que no pudieron realizarse los controles de campo de ganado elegible destinados a la comprobación  del derecho a la subvención. La sentencia dictada en la instancia desestimó el recurso y constituye el  objeto del recurso de casación planteado ante el Tribunal Supremo.

Lo litigioso para la parte recurrente radica en la ilegalidad de las inspecciones, y no en el hecho material  en sí de la obstaculización. Sostiene que hay que estar al periodo de retención durante el que tuvo en su  explotación ganado bastante para percibir la ayuda y que es en dicho periodo en el que han de realizarse  las inspecciones de control de primas sobre el terreno. Al no haberse realizado dichas inspecciones durante  el periodo de retención sino una vez finalizado el mismo, los actos impugnados son, a su juicio, nulos,  pues no hubo obstaculización, ya que las comprobaciones podían realizarse sobre el Libro de Registro de  la Explotación. 

El Reglamento (CEE) 3887/92, de la Comisión, dispone que los controles sobre el terreno se efectuarán,  como mínimo, sobre una muestra significativa de las solicitudes (artículo 6.3), y que «Por lo menos el 50 %  de los controles mínimos de animales de la muestra contemplada en el apartado 3 se realizarán durante el  período de retención. Los controles fuera de dicho período de retención se admiten solamente en caso de que  esté disponible el registro a que se refiere el art. 4 de la Directiva 92/102/CEE del Consejo» (artículo 6.5).

De la literalidad de tales preceptos, en especial del artículo 6.5, el tribunal de instancia dedujo que de los  controles sobre el terreno “por lo menos” la mitad deben realizarse en el periodo de retención, por lo que  cabrían controles sobre el terreno fuera de ese periodo de retención en el porcentaje restante. Ahora bien,  fuera del periodo de retención cabrán esos controles sobre el terreno sólo si está disponible el registro  a que se refiere el artículo 4 de la Directiva 92/102/CEE del Consejo. Sin embargo, apunta el Alto Tribunal  que la Sentencia del Tribunal de Justicia (CE) Sala 6ª, de 21 de marzo de 2002 en su Fundamento 89 indica  literalmente que «en lo relativo al período en el que deben efectuarse los controles sobre el terreno, se  desprende claramente del artículo 6, apartado 5, del Reglamento (CEE) n. 3887/92 que éstos deben realizarse  en el período de retención, por lo que resulta innecesario analizar si los controles efectuados fuera de dicho  período eran también eficaces». 

Manifiesta a continuación el Tribunal Supremo que, en la normativa que ha ido sucediendo al Reglamento  (CEE) 3887/92, de la Comisión, no se ha mantenido una redacción semejante a la de su artículo 6.5.2º aquí  aplicado. Por tanto, hay que concluir que no puede afirmarse una obstaculización por parte del recurrente  a los controles de campo cuando no se había realizado ninguna inspección dentro del periodo de retención,  por lo que las inspecciones a llevar a cabo en un momento posterior sólo podían realizarse sobre el Libro de  Registro de la Explotación, motivo por el que ha de estimarse el recurso, anulando la resolución que acordó  la detracción de los derechos de asignación individual de prima ovino-caprino y declarando el derecho al  mantenimiento de los citados 1127 derechos.