Mediante Decreto Legislativo No. 32-2017, publicado en el Diario Oficial “La Gaceta” en fecha 28 de junio del presente año, se reformo el Artículo 213 del Código Tributario, contenido en el Decreto No. 170-2016, el cual concede el beneficio de amnistía y regularización tributaria y aduanera con vigencia hasta el 30 de septiembre del 2017.

En virtud del beneficio de amnistía y regularización tributaria y aduanera, entre otras condiciones, los obligados tributarios podrán: a) presentar las declaraciones tributarias y aduaneras, incluyendo manifiestos, tránsitos y demás documentos aduaneros, que se hayan omitido, referente a obligaciones y pagos hasta el 31 de diciembre del 2016, referentes a períodos fiscales anuales o mensuales no prescritos correspondientes a los años 2012, 2013, 2014, 2015 y 2016; b) hacer las rectificaciones a las declaraciones, ya sean tributarias o aduaneras, incluyendo manifiestos, tránsitos y demás documentos aduaneros, que hubieren sido presentados con error y que hayan estado obligados o no a presentarlas; c) pagar cuando corresponda los tributos relacionados en los numerales a) y b) anteriores, sin multas, recargos, o intereses; y d) el beneficio de amnistía es aplicable a lo concerniente al Impuesto sobre Ventas.

La amnistía y regularización tributaria y aduanera tiene la finalidad de facilitar el cumplimiento voluntario de las obligaciones formales y materiales en materia tributaria y aduanera, la cual vence el 30 de septiembre del 2017. El objetivo de dicha amnistía es generar un ambiente propicio para que la República de Honduras pueda facilitar de manera efectiva el Código Tributario e incrementar la recaudación mediante el pago de los tributos dejados de percibir, sin multas, recargos e intereses.