Las Zonas Económicas Especiales (ZEE) en México son áreas geográficas delimitadas en donde el régimen de negocios y las normas de comercio difieren de las que prevalecen en el resto del país. Este régimen especial pretende impulsar el crecimiento económico y mejorar los servicios públicos en áreas de rezago en México – a través del fomento a la inversión local o extranjera – ofreciendo beneficios fiscales, aduaneros, así como medidas de facilitación de negocios y posiblemente apoyo financiero a los inversionistas.

Conforme a las disposiciones actuales que regulan las ZEE, así como a recientes anuncios realizados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público el 10 de febrero de 2017, los beneficios otorgados dentro de las ZEE, serían en términos generales los siguientes:

1. Impuesto sobre la Renta: las empresas que inviertan en las ZEE pueden beneficiarse de un descuento del 100 por ciento del impuesto sobre la renta generado por las actividades realizadas dentro de la ZEE durante los primeros 10 años y 50 por ciento durante los siguientes cinco años.

2. Impuesto al Valor Agregado: Bienes introducidos y comercializados en las ZEE, así como los servicios realizados dentro de las mismas, no estarán sujetos al pago del impuesto al valor agregado.

3. Cuotas de Seguridad Social: El Gobierno Federal Mexicano podría otorgar a las empresas que inviertan en una ZEE un descuento del 50 por ciento sobre las cuotas de seguridad social a cargo del empleador durante los primeros 10 años de operación y del 25 por ciento para los siguientes cinco años.

4. Incentivos Locales: Los gobiernos locales (estatales y municipales) podrían otorgar incentivos sobre distintos impuestos incluyendo el impuesto predial, sobre nómina, traslado de dominio, adquisición de bienes inmuebles, hospedaje, así como otorgar beneficios en materia de compras de gobierno.

5. Incentivos Financieros: El Gobierno Federal Mexicano podría implementar programas especiales de financiamiento con tasas de interés competitivas, plazos extendidos y esquemas flexibles de pago.

6. Comercio Exterior: Se creará un régimen aduanero específico que podría incluir reducciones en el pago de derechos y exenciones de aranceles a la importación, entre otros. Consideramos que este régimen será similar al régimen de importación temporal utilizado por las empresas que operan bajo un Programa IMMEX, o similar al Recinto Fiscalizado Estratégico que no se ha utilizado como se esperaba.

La creación de las tres primeras ZEE fue anunciada por el Presidente Mexicano Peña Nieto el 29 de septiembre de 2015 en las siguientes regiones:

1. Corredor del Istmo de Tehuantepec, ubicada en los Estados de Veracruz (Coatzacoalcos) y Oaxaca (Salina Cruz);

2. Puerto de Chiapas, ubicado en el estado de Chiapas; y

3. Puerto de Lázaro Cárdenas, ubicado en los Estados de Michoacán y Guerreo.

Sin embargo, el Gobierno Mexicano anunció recientemente que creará otras ZEE a finales de 2017 (un "Corredor de Petróleo") en estados cercanos al Golfo de México (i.e., Yucatán, Tabasco y Campeche). Además, los Estados de Puebla e Hidalgo también han expresado su interés en tener una ZEE dentro de sus territorios.

Cabe señalar que la inversión nacional y extranjera se permitirá en las ZEE siempre que se obtenga la autorización correspondiente.

La práctica de comercio internacional de Gardere seguirá monitoreando el desarrollo de las ZEE en México.