El 25 de octubre 2017 entró en vigencia en Nicaragua la ley N° 936 “Ley de Garantías Mobiliarias”, publicada en ‘La Gaceta’, Diario Oficial N° 200 del 25 de octubre 2016. La cual es un cuerpo legal compuesto por 97 artículos, complementado con otros 36, contenidos en la “Normativa para regular el funcionamiento y operatividad del registro público de garantías mobiliarias”, publicado en la Circular emitida por la Corte Suprema de Justicia el 17 de octubre 2017.

Nicaragua era el único país del istmo centroamericano que no contaba con un marco regulatorio de esta índole, lo que representa un paso importante hacia la dinamización del sector financiero, ya que, las expectativas con la aprobación de esta ley es fomentar el crecimiento de las actividades económicas a través del acceso al crédito. Según el informe “Nicaragua en Cifras 2016”, última versión divulgada por el Banco Central de Nicaragua, en el país existían al cierre del 2016 un total 121,919 empresas constituidas formalmente, de las cuales únicamente 808 pertenecen a la categoría de “Grandes empresas”, mientras que 14,492 son catalogadas como “Medianas empresas”, y 106,619 como “Micro empresas”.

El objetivo principal de esta ley es que este universo de 121,111 medianas y micro empresas, conocidas en el país como MYPIMES, puedan acceder a créditos por parte de las instituciones financieras.

La ley N° 936 “Ley de Garantías Mobiliarias” crea el Registro de Garantías Mobiliarias (RGM), el que funciona en las instalaciones del Registro Público de la Propiedad Inmueble y Mercantil y de Garantías Mobiliarias de Managua (RGM), presidido por el Doctor William Jarquín, quien funge como Registrador Titular, quien en el mes de Marzo 2017 me concedió una entrevista para valorar los avances de esta ley en el tiempo que tiene de estar en funcionamiento, la que podemos resumir así:

Esta ley tiene como objetivo promover el acceso al crédito a través de la regulación de las garantías mobiliarias, mediante la ampliación de los bienes, derechos o acciones que pueden ser objeto de garantías en el país. Con los anteriores cuerpos normativos, el concepto de prenda era reducido. En los registros de prendas no se inscribían prendas comerciales, y se dejaban por fuera algunos derechos o bienes tales como: Acciones de sociedades, valores desmaterializados, derechos sobre créditos o carteras de créditos, garantías sobre bienes de propiedad intelectual, entre otros.

Desde la entrada en vigencia de la ley y funcionamiento de su respectivo Registro, la aceptación por parte de los usuarios ha sido muy buena y totalmente inesperada, el sector bancario es el que está haciendo más uso del sistema, seguido por las casas financieras departamentales.

Todos pueden hacen uso del sistema con muchas facilidades, es totalmente online, se accede desde la página web: http://www.registropublico.gob.ni/, cada usuario debe crear una cuenta, y podrá ingresar las 24 horas y los 7 días de la semana; no tienen que hacer acto de presencia en ninguna sede registral para tramitar y obtener sus solicitudes.

Las inscripciones de las garantías tardan desde algunas horas, hasta 3 días como máximo; hasta finales de Febrero 2018, se habían realizado más de 5,000 inscripciones a nivel Nacional, en los casi 4 meses de estar en funcionamiento.

Respecto a los aranceles de estos trámites, en Abril 2017 la Corte Suprema de Justicia aprobó el Acuerdo N° 163 “Normativa a la Ley de Tasas de los Registros Públicos del Sistema Nacional de Registros (Ley 920)”, y los Aranceles correspondientes a las Garantías Mobiliarias iban desde los C$150.00 hasta los C$ 10,000.00. Posteriormente, el 3 de Noviembre 2017, la Corte Suprema de Justicia decidió, al mismo tiempo que entrara en vigencia la ley N° 936 “Ley de Garantías Mobiliarias”, reducir las tasas de inscripción a través del Acuerdo N° 554, ya que era necesario tener tasas accesibles a la población para que inscribieran sus garantías. Y como este Registro está dirigido al pequeño y mediano empresario, no se les puede obligar a pagar aranceles altos. De esta manera, se establecieron nuevas tasas que van desde los C$150.00 hasta los C$ 1,000.00 en cuanto a inscripciones, certificaciones con un costo de C$ 100.00, y las inscripciones de cancelaciones y ejecuciones están exentas de pago.

Es importante inscribir los Contratos de Garantías Mobiliarias ante el Registro ya que, según el artículo 49 de la Ley, la prelación de una garantía se determina por su publicidad, es decir, la prioridad al momento de ejecutar una garantía la tendrá quien inscribió primero ante el RGM, así se determina cuál acreedor ostenta mejor derecho sobre una garantía. Otro aspecto importante de esta publicidad, es que permite a cualquier persona interesada, consultar si determinado bien mueble fue dado en garantía.

La garantía que más se ha inscrito hasta Febrero 2018 son los préstamos garantizados con vehículos; seguido de inventarios de pequeñas pulperías que han sido beneficiadas con préstamos. También otras como tractores, excavadoras, vacas, novillos, y mobiliario en general.

De esta manera concluyo el presente artículo, enfocado en la Ley N° 936 “Ley de Garantías Mobiliarias” y sus avances desde su entrada en vigencia. Toda la información plasmada fue brindada por el Doctor William Jarquín, Registrador Titular del Registro de Garantías Mobiliarias.