Los tributos municipales se encuentran regulados por el Decreto No. 455 Plan de Arbitrios Municipal, publicado en la Gaceta Diario Oficial No. 155 del 17 de Agosto de 1988 y el Decreto 10-91 Plan de Arbitrios del Municipio de Managua, publicado en la Gaceta Diario Oficial No. 155 del 17 de Agosto de 1988, ambos con rango de ley de conformidad con lo establecido en el Artículo 70 de la Ley 40/261, Ley de Municipios.

El Impuesto de Matricula, es un impuesto municipal, cuyo hecho generador es la generación de renta por venta de bienes o prestación de servicios prestados habitualmente que se realicen en el municipio, por lo que cualquier persona natural o jurídica que se dedique a una actividad económica (negocio) dentro del Municipio de Managua o cualquier municipio de Nicaragua, de conformidad a los artículo 3 del Decreto 155 y 9 del decreto 10-91 deberá solicitar anualmente la matrícula para cada actividad económicamente diferenciadas que en el mismo desarrollo, debiendo ser solicitada durante el mes de Enero.

El cálculo del impuesto de matrícula de conformidad al artículo 5 del Decreto 155 y 10 del decreto 10-91, será de la siguiente forma:

  1. Aplicando el 2% sobre el promedio mensual de los ingresos brutos, obtenidos por la venta de bienes o prestación de servicios de los tres últimos meses del año anterior.
  2. Aplicando el 2% sobre el promedio mensual de los ingresos brutos obtenidos en los meses transcurridos desde la fecha de apertura, si no llegaren a tres.
  3. Si no fuere aplicable el procedimiento de cálculo establecido en el párrafo anterior la matrícula se determinará en base al promedio de los meses en que se obtuvieron ingresos por ventas de bienes o prestaciones de servicios.

Una vez pagado el Impuesto de Matrícula, la Alcaldía extenderá una Constancia de Matrícula que el Contribuyente deberá colocar en un lugar visible de su establecimiento o portarla consigo cuando por razón de su actividad no tenga establecimiento.