Se prevé el incremento del tipo impositivo aplicable para aquellos contribuyentes que obtengan rentas por importe superior a 130.000 euros.

En particular, el incremento será de dos puntos sobre la base general, a partir del importe referido (130.000 euros) y de cuatro, sobre el exceso de 300.000 euros.

Adicionalmente, se prevé un aumento de cuatro puntos sobre el tipo aplicable a los rendimientos del ahorro, para aquellos contribuyentes que superen la cifra de 140.000 euros.