En este post queremos llamar la atención sobre un magnífico ejemplo de investigación universitaria convertido en un brillante proyecto de innovación empresarial made in Spain, que ha merecido la atención de la prensa recientemente.

La gran mayoría recordaremos los antiguos teléfonos móviles de finales del s. XX y su apariencia. La antena, situada en el lateral exterior del dispositivo, era un elemento fundamental sin la cual resultaba imposible realizar una simple llamada. No obstante, llegado el cambio de siglo, las antenas que con anterioridad eran visibles para todos desaparecen de la imagen exterior del teléfono. Con ello, se mejora la conectividad multibanda y se asientan las bases para lo que serán los actuales teléfonos móviles.

La empresa española Fractus fue la encargada de diseñar, desarrollar e introducir en el mercado la tecnología que permitió esconder las antenas dentro de los teléfonos móviles.

Fractus, fue fundada en 1999 como una spin-off de la Universidad Politécnica de Cataluña. Ha recibido numerosos premios, entre los que destaca haber sido elegida como “2005 Davos World Economic Forum Technology Pioneer”, “2006 Red Herring Top 100 private companies in Europe and Middle East”, “2014 European Inventor Award nomination” y “2017 European Inspiring Company Award”.

Según informa en su página web, Fractus inicialmente fabricaba su propia tecnología (esto es, las antenas fractales para teléfonos móviles), pronto cambió su estrategia y comenzó a centrarse en la concesión de licencias. Actualmente, cuenta con un portfolio de más de 40 invenciones protegidas a través de 120 patentes y aplicaciones de patentes en Estados Unidos, Europa y Asia que le han permitido establecer relaciones comerciales a través de la concesión de licencias con los gigantes del sector de los dispositivos móviles como Samsung, HTC, LG, Motorola, Blackberry, Sharp, o Kyocera. Desde el 2016, además del negocio de las licencias, desarrolla productos en otros campos de la conectividad mediante su filial Fractus Antennas.

La prensa ha puesto el foco recientemente en Fractus con motivo de su demanda al fabricante chino de móviles ZTE Corporation, ZTE (USA) Inc. y ZTE (TX) Inc., por presuntas infracciones de siete de sus patentes sobre la tecnología de las antenas internas en los móviles. La demanda ha sido presentada en el Distrito Este de Texas.

Confiemos en que el resultado sea el mejor posible para esta importante tecnología made in Spain.