Unión Europea

La empresa suiza Nord Stream 2 demanda a la Unión Europea invocando el TCE

La empresa suiza Nord Stream 2 AG, filial de la rusa Gazprom, ha presentado una demanda basada en el Tratado de la Carta de la Energía (TCE) contra la Unión Europea (UE) por la supuesta legislación “discriminatoria” que hace extensivas las normas sobre el mercado interior a gasoductos que importan gas desde países no comunitarios. Se trata de un caso relevante dado que es la primera demanda de arbitraje de inversión contra la UE, que es firmante del TCE.

La controversia afecta a la inversión de Nord Stream 2 en la construcción de un gasoducto de 1.200 kilómetros para el transporte de gas natural desde Rusia hasta Alemania a través del mar Báltico. En 2009, Nord Stream 2 se vio afectada por las modificaciones introducidas por la UE con la Directiva del Gas de 2009 que hacía extensivas las normas de liberalización del mercado del gas comunitario a gasoductos que importan gas desde países no comunitarios.

El ámbito de aplicación de las modificaciones afecta a Nord Stream en territorio y aguas territoriales de Alemania, por lo que resulta obligada por las normas comunitarias sobre separación, acceso de terceros y regulación tarifaria.

El tribunal arbitral determinará si la UE ha incumplido sus compromisos de derecho internacional asumidos en el TCE.

 

ALEMANIA

Presentan una demanda basada en el TCE contra Alemania tras las reformas solares

La empresa de ingeniería austriaca Strabag ha presentado una demanda basada en el Tratado de la Carta de la Energía (TCE) contra Alemania por los cambios introducidos en la normativa de la energías renovables que afectan a sus planes para el desarrollo de proyectos eólicos en el Mar del Norte.

Strabag y dos sociedades de su grupo, Erste Nordsee-Offshore Holding y Zweite Nordsee-Offshore Holding, han presentado la demanda ante el CIADI en respuesta a las reformas de la Ley de Fuentes de Energías Renovables de Alemania (LFERA).

En 2017, se adoptó una nueva versión de la LFERA además de una nueva Ley de la Energía Eólica Marina, que por primera vez obliga a los proyectos de energía eólica marina a participar en subastas de tarifas llevadas a cabo por la Agencia Federal de la Red Eléctrica de Alemania, en las que resulta adjudicataria la oferta de tarifa de consumo más barata.

Los demandantes tenían previsto desarrollar, construir y explotar, a través de 15 compañías de su propiedad, parques eólicos marinos con un total de 850 turbinas en el Mar del Norte. Según los demandantes, las compañías destinadas al proyecto tuvieron que ser liquidadas en 2017 como consecuencia de la LFERA.

 

ITALIA

Italia logra que se traslade a un tribunal de Nueva York una acción de ejecución de un laudo por parte de un inversor holandés

Italia ha conseguido el traslado al Tribunal del Distrito Sur de Nueva York de la acción de ejecución ejercida por la holandesa CEF Energía, originalmente presentada ante un tribunal estatal neoyorquino.

Previamente, CEF Energia había obtenido laudo favorable de un tribunal arbitral de la Cámara de Comercio de Estocolmo (SCC), por el que se estimaban sus pretensiones basadas en el Tratado de la Carta de la Energía (TCE) contra las reformas del régimen de incentivos italiano al sector de las energías renovables. El tribunal se inhibió por falta de competencia en relación con la mayoría de las medidas objetadas, entre ellas la denominada Tasa Robin Hood que grava a las empresas energéticas, a causa de una excepción del TCE respecto a las medidas tributarias. Resolvió un pago de 9,6 millones de euros y de 1 millón de euros en costas a favor de CEF Energia.

El tribunal desestimó por unanimidad las alegaciones de Italia en el sentido de que el TCE no era de aplicación a las controversias de inversión intracomunitarias, considerando que la decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en el caso Achmea en relación con los tratados de inversión bilaterales intracomunitarios no afectan al TCE.

Italia solicitó el traslado de la causa al Distrito de Columbia, en el que hay varias peticiones de ejecución pendientes que atañen al impacto de la decisión del TJUE en el caso Achmea.

 

MOLDAVIA

El Tribunal de Apelación de París eleva una cuestión prejudicial al TJUE en relación con una demanda basada en el TCE en Moldavia

El Tribunal de Apelación de París ha elevado una cuestión prejudicial al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) acerca de la interpretación del Tratado de la Carta de la Energía (TCE) antes de emitir una resolución sobre la anulación de un laudo de 49 millones USD contra Moldavia.

Se ha solicitado al TJUE que decida si en el concepto de “inversión” según el TCE entraría una deuda derivada de un contrato para la venta de electricidad que no conllevó ninguna aportación por parte del inversor al estado receptor de la inversión.

La controversia subyacente tiene su origen en el intento de la empresa ucraniana Komstroy de ejecutar un laudo referido a una serie de contratos para el suministro de electricidad a Moldavia. El antecesor de Komstroy, Energoalians, contrató la venta de electricidad procedente de Ucrania a una tercera entidad de las Islas Vírgenes Británicas, que a su vez la revendería a la entidad propiedad del estado moldavo Moldtranselectro. Tras una serie de impagos, Komstroy presentó en 2010 una demanda ante la CNUDMI amparándose en el TCE para recuperar su dinero.

Moldavia ha sido condenada a pagar 46,5 millones USD en concepto de indemnización de daños, intereses previos al laudo y costas. Moldavia recurrió a los tribunales franceses para la cancelación del laudo sobre tres objeciones jurisdiccionales.

 

España

España solicita la anulación del mayor laudo por los recortes a las energías renovables

España ha presentado ante el CIADI una solicitud para la anulación del laudo favorable a NextEra y la suspensión provisional de su ejecución.

El laudo otorgó una indemnización de 290 millones a favor de las filiales holandesas de NextEra en el marco de una controversia basada en las reformas de España al sector de las renovables. Determinó que NextEra tenía expectativas legítimas, basadas incluso en declaraciones del gobierno, de que el régimen de ayudas no se modificaría de manera que menoscabara la seguridad y viabilidad de la inversión de los demandantes.

En el mes de junio de 2019, NextEra ejerció acción de ejecución del laudo ante el Tribunal de Distrito de Columbia, en EEUU.

Un grupo de inversores alemanes presentan una nueva demanda contra España basada en el TCE

Un grupo de inversores alemanes integrado por VM Solar Jerez y otras cuatro sociedades holding alemanas junto con el empresario Helmut Vorndran han presentado la que por ahora es la última demanda contra España basada en el Tratado de la Carta de la Energía (TCE) por las reformas del régimen de ayudas al sector de las energías renovables.

La demanda está relacionada con las inversiones de Vorndran, cofundador de la firma de capital riesgo alemana VM Capital, y de otros inversores en un parque eólico próximo a la ciudad de Jerez. Alegan que las reformas de las energías renovables vulneran el principio de trato justo y equitativo del TCE. La reclamación de daños no se ha cuantificado aún.