El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía concluye que la retribución salarial inferior de una empleada que desempeñaba funciones y responsabilidades similares a las de otros empleados varones es discriminatoria y, en consecuencia, declara nula la decisión empresarial.

Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Málaga, de fecha 14 de febrero de 2018 [JUR\2018\81462] 

La sentencia comentada analiza si la retribución inferior de una empleada con respecto a la percibida por sus compañeros varones constituye una decisión empresarial discriminatoria.

A tal respecto, el organigrama de la empresa se estructuraba en cuatro departamentos, siendo responsables de tres de los mismos empleados varones y, del restante, la trabajadora recurrente.

Pues bien, la retribución de los cuatro responsables de los departamentos de la empresa estaba compuesta por (i) el salario establecido en el convenio colectivo de aplicación y, adicionalmente, (ii) incentivos salariales fijados unilateralmente para cada responsable de departamento por el director general de la empresa.

Consta probado que entre los años 2014 y 2016, el importe salarial abonado a la trabajadora, en concepto de incentivos, fue inferior al abonado por ese concepto al resto de responsables de departamento. En algunos casos, tales diferencias retributivas eran superiores a 2.000 euros.

A la vista de lo anterior, la empleada remitió un correo electrónico, en fecha de 28 de enero de 2016, al director general de la compañía solicitándole una explicación de los motivos por los que su retribución, en concepto de incentivos salariales, era sensiblemente inferior a la del resto de responsables de departamento. El director general no contestó al correo electrónico de la empleada.

Adicionalmente, en marzo de 2017 la empleada, en situación de baja por incapacidad temporal, solicitó a la empresa un complemento del 100% de su salario, como en situaciones similares la empresa había realizado con otros responsables de departamento. No obstante, la empresa denegó el requerimiento efectuado por la trabajadora.

La empleada impugnó la decisión empresarial solicitando que (i) se declarara la vulneración del derecho a la no discriminación, por razón de sexo, ex artículo 14 de la CE, (ii) el derecho a percibir la misma retribución que el resto de responsables de departamento varones de la empresa y, finalmente, (iii) una indemnización adicional por los daños y perjuicios derivados de la discriminación sufrida.

La empresa, en relación con la demanda interpuesta por la trabajadora, esgrimió que (i) las diferencias retributivas obedecían a que las funciones y responsabilidades de la empleada no eran tan relevantes como las del resto de responsables y, adicionalmente, (ii) justificó la inexistencia de discriminación, por razón de sexo, en el hecho de que otras empleadas de la compañía percibían una retribución superior que trabajadores hombres que desempeñaban funciones y responsabilidades similares a éstas.

La Sentencia del Tribunal Superior, confirmando la sentencia de instancia, concluyó que era incontrovertido que esta empleada había percibido una retribución sensiblemente inferior a otros responsables de departamento varones con funciones y responsabilidades similares y, en consecuencia, que concurría un indicio suficiente de discriminación por razón de sexo. Por ello, correspondía a la compañía justificar que la retribución inferior de esta trabajadora no obedecía a causas relacionadas con su condición de mujer.

Finalmente, el Tribunal, de conformidad con las justificaciones alegadas por la empresa, concluyó que la compañía no había probado en qué medida las funciones y responsabilidades de la trabajadora eran menos importantes que las de sus compañeros responsables de departamento y, por ende, la misma estaba legitimada (i) a percibir la misma retribución que el resto de responsables de departamento y, asimismo, y (ii) a una indemnización adicional como compensación de la discriminación, por razón de sexo, que había sufrido por la compañía.