El polimorfismo es la capacidad de un material cristalino (por ejemplo, una molécula de un fármaco) para solidificar en diferentes formas tridimensionales. El número de polimorfos con el que una molécula cuenta es variable y depende de su flexibilidad molecular (capacidad de adoptar distintas formas)

Las diferentes formas de solidificación y, por lo tanto, los diferentes polimorfos de una molécula suelen tener diferentes propiedades físicas (densidad, dureza, tendencia higroscópica, conductividad eléctrica o térmica), fisicoquímicas (adsorción, estabilidad, punto de fusión), químicas (reactividad, estabilidad, solubilidad), farmacológicas (biodisponibilidad), entre otras, las cuales tienen un impacto directo en la industria farmacéutica.

En el campo de la propiedad industrial, existen diferentes criterios en cuanto a la patentabilidad de polimorfos debido principalmente, a la interpretación de los requisitos de novedad y actividad inventiva. En este sentido, se han originado diversos conflictos entre laboratorios farmacéuticos que disputan la legitimidad de cada polimorfo.

A continuación se presentan algunos de los criterios empleados en cada una de las posturas.

Polimorfos como materia no patentable

Uno de los principales argumentos empleados para defender que los polimorfos no representan materia patentable es que el polimorfismo es una propiedad intrínseca de la materia en estado sólido y, por ende, podrían considerarse un simple descubrimiento.

Además, se ha mencionado que el desarrollo de polimorfos de una molécula es una labor común del técnico en la materia, con el objeto de proporcionar mejoras a las formulaciones con base en las propiedades de la molécula del principio activo, lo cual no representa actividad inventiva.

Por otro lado, se ha argumentado que las patentes dirigidas a polimorfos extienden la protección de moléculas previamente conocidas (patentes “evergreening”), lo que genera un retraso en la entrada de medicamentos genéricos al mercado y, por lo tanto, se limita el acceso a medicamentos debido al costo de los mismos. Referente a este argumento, se debería considerar que el éxito de las patentes “evergreening” no está garantizado, ya que el consumidor es libre de elegir entre la más reciente versión del medicamento, protegida por la patente “evergreening” o bien, optar por la versión genérica del producto (versión más antigua).

Algunos países en donde no se otorga protección a polimorfos son Argentina, y Venezuela, y aunque en Ecuador, el “Código Orgánico de la Economía Social de los Conocimientos, Creatividad e Innovación” que entró en vigor en diciembre de 2016, los polimorfos no son considerados como invenciones, al pertenecer a la Comunidad Andina, sería posible apelar su patentamiento.

Polimorfos como materia patentable

En algunos países en donde se contempla a los polimorfos como materia patentable, uno de los requisitos es demostrar un efecto técnico sorprendente o inesperado en comparación con el arte previo, en este sentido, se puede emplear como argumento, el hecho de que dos moléculas con la misma estructura química tengan propiedades físicas, químicas, farmacológicas diferentes.

Es importante señalar que, aunque el polimorfismo es una propiedad de las moléculas, no todas las moléculas tienen polimorfos, y no todos los polimorfos tienen propiedades diferentes a la molécula original. Asimismo, las diferentes propiedades que poseen los polimorfos no siempre son las deseables; aspectos como la solubilidad, fluidez, compresibilidad, higroscopicidad e incluso estabilidad dificultan las operaciones a nivel industrial, por lo que existe la necesidad de la obtención de fases puras con el objeto de evitar la coexistencia de polimorfos con propiedades indeseables.

Por otro lado, con el fin de evitar objeciones en las solicitudes de patente dirigidas a polimorfos, se recomienda incluir la mayor información técnica o características del polimorfo en cuestión; en este sentido, es necesario identificar y caracterizar físicamente los polimorfos, con el mayor número de técnicas experimentales de estado sólido, tales como difracción de rayos x de polvos, espectroscopia de infrarrojo y raman.

Algunos de los países en donde se otorga protección a polimorfos son Chile, Colombia, México, Perú y Uruguay. En el caso de Brasil y Argentina, el efecto técnico inesperado (actividad inventiva) debe ser demostrado en términos de estabilidad, solubilidad o absorción incrementada.

Finalmente, sería importante analizar el impacto del otorgamiento de patentes de polimorfos en la industria farmacéutica y en el sector salud, ya que si bien, el polimorfismo representa un campo de interés en el desarrollo y mejoramiento de fármacos, tal como se mencionó, en algunos casos se podría retrasar la entrada de genéricos y, por otro lado, las farmacéuticas podrían incrementar su interés en la búsqueda de polimorfos de moléculas ya conocidas en lugar de desarrollar nuevas moléculas.