Ha entrado en vigencia el Reglamento de la Ley para la Regulación de Actividades y Profesiones No Financieras Designadas (APNFD), que tiene por objeto establecer las medidas que, de acuerdo al nivel de riesgo, deben implementar las personas naturales o jurídicas que se dediquen a APNFD para prevenir ser utilizadas o participar directa o indirectamente en el delito de lavado de activos o financiamiento del terrorismo. Dicha legislación determina los parámetros de gestión de riesgo y monitoreo de transacciones que a los que deben ceñirse las personas y entidades que se dediquen a APNFD. Algunas de las actividades y profesiones reguladas son las empresas que presten servicios de transferencia de dinero, se dediquen a la actividad habitual de arrendamiento, compra y venta de bienes raíces, a la compra, venta, arrendamiento y distribución de automóviles, aeronaves y, medios de transporte marítimo, o se dediquen de forma habitual al servicio de préstamos no bancarios.

Es importante mencionar que el reglamento deroga más de cuarenta y cinco artículos del Reglamento para la Prevención y Detección del Financiamiento del Terrorismo.