Tras el escándalo por el espionaje de la NSA a líderes europeos, Estados Unidos propone la elaboración de un acuerdo conjunto con la Unión Europea sobre privacidad que está previsto para mediados de 2014.

Dicho acuerdo, tendría como objetivo proporcionar un marco que regule la cooperación entre los servicios policiales y la justicia para garantizar que se protejan los datos personales de los ciudadanos.  Veremos si efectivamente sirve de algo.