La trabajadora se negó a reincorporarse a su puesto de trabajo alegando por la aplicación móvil WhatsApp que no se encontraba en condiciones de desempeñar su actividad laboral, lo que fue admitido como prueba de una dimisión tácita.

Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de fecha 8 de junio de 2017 [JUR\2017\189226]

La trabajadora, a través de la aplicación móvil WhatsApp, comunicó a la responsable de la empresa la denegación de la incapacidad permanente y, tras indicarle esta última su deber de reincorporación a su puesto de trabajo, la trabajadora manifestó por ese medio que no se encontraba en condiciones de reincorporarse.

Como consecuencia de dicha declaración, la trabajadora recibió un burofax de la empresa requiriéndole la documentación justificativa de sus ausencias o la reincorporación a su puesto de trabajo, indicándole que en caso de no hacerlo se entendería que renunciaba a su puesto de trabajo; burofax al que la trabajadora decidió no contestar.

La sentencia de instancia estimó la demanda, declarando la improcedencia de la extinción del contrato de trabajo, al entender que para apreciar una dimisión tácita debe existir una voluntad incontestable en tal sentido por parte del trabajador lo que, a su juicio, no concurría en este caso por la simple inasistencia al trabajo, más aún cuando la trabajadora expuso que no estaba en condiciones de trabajar por su incapacidad.

Sin embargo, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid estimó el recuro presentado por la empresa, trayendo a colación la jurisprudencia del Tribunal Supremo de acuerdo con la cual, para la dimisión del trabajador no es preciso una declaración de voluntad formal, bastando que su conducta manifieste de modo indiscutido su opción por la ruptura o extinción de la relación laboral. Así, la dimisión exige una voluntad del trabajador clara, concreta, consciente, firme y terminante, reveladora de su propósito.

Con base en esa doctrina, y según las comunicaciones realizadas entre la empresa y la trabajadora a través de la aplicación móvil WhatsApp, el Tribunal considera que la trabajadora no quería seguir en su actividad laboral, pues no acudió a su trabajo a pesar de las advertencias de la empresa.