Se vulnera el derecho fundamental de libertad sindical cuando se niega a los delegados sindicales el disfrute de un crédito horario mensual de cuarenta horas por contar ya con un crédito horario como representantes unitarios de los trabajadores.

Sentencia del Tribunal Supremo de fecha 10 de mayo de 2017 [JUR\2017\141440]

El sindicato demandante en este procedimiento solicitó, mediante demanda de conflicto colectivo, que se declarase el derecho de los delegados sindicales, que a su vez son miembros del comité de empresa, a disponer del crédito de horas sindicales que les corresponde por la primera condición. 

La empresa se opuso al considerar que dichos representantes ya contaban con el crédito horario que les correspondía como miembros del comité de empresa de un determinado centro de trabajo.  

Entre los hechos declarados probados en la sentencia, cabe destacar que la parte demandante es una federación sindical que tiene la condición de sindicato más representativo en la empresa de más de 750 trabajadores. 

La sección sindical tiene carácter estatal, mientras que el comité de empresa reduce su ámbito al centro de trabajo al que se refiere. En la medida en que el número de horas sindicales responde a la escala de trabajadores a que se representa, es importante determinar qué prevalece a los efectos del cómputo de horas: (a) la condición de delegado sindical de una sección sindical estatal o (b) la de miembro de comité de empresa de un determinado centro de trabajo.

La Sala de lo Social de la Audiencia Nacional absolvió a la empresa demandada de las reclamaciones interpuestas por la federación sindical. Contra esta sentencia se interpuso recurso de casación ordinario ante el Tribunal Supremo por parte del sindicato demandante.

La Sala de lo Social del Tribunal Supremo entendió que el crédito horario correspondiente a los demandantes es el que reclaman y no el que la empresa les reconoce. En efecto, la consecuencia respecto del crédito horario es clara: teniendo la empresa más de 750 empleados, el Estatuto de los Trabajadores establece un crédito de cuarenta horas mensuales.

Son varias las razones que justifican una solución favorable a la aplicación de la garantía específica que posee el delegado sindical en materia de crédito horario:

a) La primacía del derecho de libertad sindical –artículo 28.1 CE– sobre el de participación en la empresa a través de representantes –artículo 129.2 CE–

b) La interpretación teleológica: la norma en modo alguno ha querido rebajar los derechos de un delegado sindical cuando ya posee otro título representativo, sino conferir unas garantías a quien pasa a desempeñar el cometido de delegado sindical.

c) La interpretación lógica de la norma: resolver el problema haciendo prevalecer el estatuto de representante unitario con motivo de que ya se disfrutaba de esta condición cuando se adquirió la de delegado sindical, implica que en la hipótesis inversa –primero delegado sindical, luego representante unitario– prevalecería el estatuto de delegado sindical, lo que aboca a soluciones opuestas a partir de un dato casual y denota que no se trata de un criterio acertado.

d) No está en juego solo el derecho a un mayor o menor crédito horario de las personas afectadas –delegados sindicales– sino que también aparece afectado por la solución el sindicato que ha designado a sus delegados –y los representados–; por tanto, la solución acogida por la Audiencia Nacional menoscaba los derechos legalmente queridos para quien representa al sindicato.

En suma, la necesidad de realizar una interpretación que se ajuste al tenor de la norma, pero también, sin forzarlo, a su correspondencia con otras, y en la línea más favorable para la defensa de los derechos constitucionales, el Tribunal Supremo estima el recurso y, por tanto, la reclamación del crédito horario superior de cuarenta horas mensuales, en lugar del que hubiera correspondido a los trabajadores afectados miembros del comité de empresa.