No se contractualizan las condiciones de trabajo del convenio colectivo que ha perdido su vigencia, sino que en esos casos procede aplicar el convenio colectivo existente de ámbito superior. 

Sentencia del Tribunal Supremo de fecha 5 de junio de 2018 [JUR\2018\191224]

La cuestión que resuelve el Tribunal Supremo en esta sentencia es qué ocurre cuando un convenio colectivo pierde su vigencia y no hay pacto colectivo que prevea solución alguna. En concreto, si se aplica la previsión contenida en el artículo 86.3 ET, según la cual, “transcurrido un año desde la denuncia del convenio sin que se haya acordado un nuevo convenio o dictado un laudo arbitral, aquél perderá, salvo pacto en contrario, vigencia y se aplicará, si lo hubiere, el convenio colectivo de ámbito superior que fuera de aplicación”; o si, por el contrario, se prescinde de tal previsión y se sigue aplicando el convenio colectivo anterior.

La empresa venía aplicando el XVI Convenio Colectivo Estatal de Empresas de Consultoría y Estudios de Mercados y de la Opinión Pública hasta que, por sentencia, de conflicto colectivo, se declaró que el convenio colectivo de aplicación era el de Oficinas y Despachos de Bizkaia (LEG 2011, 4635). Dicho Convenio contenía una referencia sobre vigencia, prórroga y denuncia en la que contemplaba que el convenio se entendería denunciado el 15 de diciembre de 2012, sin que existiera pacto de ultra actividad. La empresa despidió a la trabajadora demandante y abonó una indemnización calculada de acuerdo con el Convenio Colectivo de Oficinas y Despachos de Bizkaia, si bien a efectos meramente preventivos debido a la controversia existente sobre el convenio colectivo de aplicación, entendiendo que, en realidad, el salario regulador debía ser el del XVI Convenio Colectivo Estatal de Empresas de Consultoría y Estudios de Mercados y de la Opinión Pública.

De esta forma, el debate jurídico consistía en decidir si, decaído en su vigencia un convenio colectivo y existente uno superior, procede aplicar la discutida contractualización de condiciones de trabajo o, por el contrario, debe aplicarse el artículo 86.3 ET y considerar vigente el convenio de ámbito superior. 

El Tribunal Supremo recuerda que la regla de la ultraactividad está concebida, como norma disponible en la autonomía colectiva, para conservar provisionalmente las cláusulas del convenio anterior mientras continúe la negociación del convenio siguiente, durante un determinado tiempo que la ley considera razonable, pero no para cubrir vacíos normativos surgidos como consecuencia de la conclusión del convenio cuya vigencia ha terminado, ni para perpetuarse eternamente. Por ello, el legislador, al objeto de evitar el vacío normativo que se produciría con la pérdida de vigencia del convenio, establece la aplicación del convenio de ámbito superior que resulte de aplicación. En este caso, no existe una sucesión natural de un convenio de ámbito inferior por otro de ámbito superior, sino una sustitutio in integrum del convenio inferior por el convenio de ámbito superior que pasa a ordenar, de manera independiente, las relaciones laborales de la empresa. No existe, pues, contractualización del convenio cuya vigencia ha terminado sino su total desaparición del ordenamiento jurídico por decaimiento de su vigencia y completa sustitución por el del sector.

Al hilo de lo anterior, concluye el Tribunal Supremo que, en el presente supuesto, ni hay duda sobre la existencia de convenio de ámbito superior, ni de que el existente resulta aplicable.